Murió de un ataque al corazón al tener relaciones sexuales en un viaje de negocios. La esposa debe ser compensada

Murió de un ataque al corazón al tener relaciones sexuales en un viaje de negocios. La esposa debe ser compensada.

La historia de un hombre que murió teniendo sexo durante un viaje de negocios podría considerarse como un caso de accidente laboral. La esposa ahora tendrá que ser compensada.

El hombre identificado como Xavier, era un ingeniero que trabajaba para una compañía de construcción ferroviaria en Francia llamada TSO.

El hombre, casado, estaba en un viaje de negocios en 2013 y aprovechó la oportunidad de tener una relación sexual con una mujer en su habitación de hotel. Unas horas más tarde fue encontrado muerto y la autopsia mostró que la muerte había sido causada por un ataque cardíaco.

Por su muerte, se abrió un archivo que condujo a la catalogación del caso como un «accidente de trabajo». Por su parte, el empleador rechazó esta hipótesis de los investigadores, alegando que el hombre no había muerto durante el desempeño de sus funciones, sino durante «una relación adúltera con un perfecto desconocido».

Ahora, el Tribunal de Apelaciones de París dictaminó sobre el incidente, emitiendo una decisión final que obligará al ex empleador del hombre a pagar una indemnización a su esposa.

El tribunal justificó su decisión, argumentando que «el asalariado en un viaje de negocios tiene derecho a la protección provista por el Artículo L411, párrafo 1 del código de seguridad social durante todo el período del viaje realizado en nombre de su empleador».

Los jueces también recordaron que las relaciones sexuales son un acto de la vida cotidiana y que, por lo tanto, el hecho cae dentro de la esfera de responsabilidad del empleador.