Niña secuestrada al nacer y vendida a una familia de EE.UU. encuentra a sus padres biológicos 25 años después

Una niña que fue secuestrada por una familia rumana y vendida a una pareja en Utah se ha reunido con sus padres biológicos después de 25 años. Belle Barbu, de 26 años, dijo recientemente al diario The Sun que, al crecer, notó que no se parecía en nada a los que creía que eran sus padres y que a los 8 años le revelaron que la habían adoptado, revelándole su apellido de origen, pero le aseguraron que sus padres biológicos no la querían.

En 2019, encontró un grupo de Facebook que ayuda a los rumanos adoptados a reunirse con sus familias y decidió compartir un post. En sólo 48 horas, la administradora de la comunidad, Sarah, contactó a su hermano de 20 años, Moise, por medio de las redes sociales. Así, la chica descubrió que también tiene una hermana, Simona, de 33, y otro hermano, Florian, de 29. También se enteró de que su madre biológica, Margari, y su padre, Zambila, residen actualmente cerca de Roma. «Recibí tanta información en poco tiempo, que mi cabeza daba vueltas», recordó.

Foto Youtube Tim Ballard

La organización benéfica Operation Underground Railroad organizó pruebas de ADN para ellos, que demostraron que eran familiares, después de que Barbu viajara a Italia, donde sus padres han vivido durante 19 años, trabajando como peones agrícolas. «Cuando vi a mi madre, salté a sus brazos y me sentí muy emocionada. Sabía que estaba en casa», explicó la mujer y añadió «A través del traductor, mi madre me dijo que nunca había perdido la esperanza de volver a verme».

Foto Youtube Tim Ballard

Barbu relató que cuando su madre estaba embarazada su familia era extremadamente pobre «Vivían en tiendas de campaña y trabajaban muy duro para ganarse la vida». Cuando nació en octubre de 1994, los médicos aseguraron a sus padres que el bebé estaba enfermo y unos días después les dijeron que había muerto.

Foto Youtube Tim Ballard

Sin embargo, una enfermera les reveló la verdad. «Mis padres gastaron el último dinero que tenían en gasolina y fueron a todos los orfanatos para tratar de encontrarme. Pero el dinero se agotó y después de un año, no sabían a dónde ir», añadió. Actualmente, Belle Barbu espera hacer otro viaje a Roma y ver a su familia de nuevo. Por el momento dijo que, «el covid-19 y los recursos limitados significaban que no podía hacer otro viaje a Italia, pero quiero hacerlo lo antes posible».

También puedes leer: ¿Cómo proteger a tu mascota de los petardos y fuegos artificiales de fin de año?