Niño con cáncer recibe un Goldendoodle como regalo: vídeo

Después de haber pasado y soportado varios ciclos de quimioterapia, y de haber estado durante muchos meses internado en el hospital, un pequeño niño regresa finalmente a casa y encuentra a Biscuit, un pequeño Goldendoodle que lo esperaba.

Nunca antes se había visto tanta alegría en los ojos de Andrew, un niño de 4 años que está luchando contra un tumor cerebral. Al regresar por fin a casa después de tanto tiempo en el hospital, encontró a su nuevo amigo: un Goldendoodle que le esperaba muy emocionado.

Todos los niños tienen deseos, y Andrew también tenía uno: tener un perro como amigo. Un buen día, como suele pasar en Navidad, Andrew escribe una carta a una asociación llamada » Make a Whish «, que significa pide un deseo.

Como en un cuento de hadas, el deseo de Andrew se cumplió y los voluntarios de la asociación le obsequiaron un cachorro Goldendoodle.

Andrew Coulton vive en Bradenton, Florida, y con solo 4 años de edad, ya ha sido sometido a sesiones de quimioterapia y a una cirugía para extirpar un tumor cerebral. Después de haber pasado tantos meses internado en el hospital, él estaba listo para regresar a casa.

La inesperada sorpresa.

Cuando Andrew abrió la puerta de su casa, esperándolo estaba Biscuit, un Goldendoodle de 4 meses, una raza cruzada entre un Golden Retriever y un Poodle. Al verlo mover su cola, una sonrisa gigante nunca antes vista se formó en la cara del niño y empezó a perseguirlo para jugar juntos.

La relación entre los perros y los niños: eso es lo que los une.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

«Mi hijo no pudo moverse durante mucho tiempo, tenía que mantener la cabeza en alto, no podía caminar ni hablar mucho. Es obvio ver lo emocionado que está con la maravillosa sorpresa», dijo su madre Melanie.

Los cachorros y los niños son excelentes compañeros, ya que ambos cuentan con mucha energía y puede jugar el día entero, son muy cariñosos y siempre buscan compañía para jugar por todos lados. En los procesos de recuperación, este tipo de afecto es crucial para ayudar a los pequeños a mantenerse positivos y tener a un amigo constante.

Terapias asistidas con animales.

Las terapias asistidas con animales han demostrado ser eficaces para potenciar la recuperación de personas que han padecido alguna enfermedad, tanto en niños, como en adolescentes o en adultos mayores.

Los animales consiguen que la persona enferma se sienta mejor en todos los sentidos, haciendo que en muchos casos la enfermedad pase a un segundo plano por el afecto que brinda el animal. Actualmente, muchos hospitales han puesto en marcha programas que buscan ofrecer los beneficios médicos que las mascotas aportan a alguien que pasa por una enfermedad física o psíquica. En muchas de estas iniciativas, los expertos buscan entrenar mascotas las cuales puedan participar en visitas hospitalarias llevando cariño y alegría a las personas enfermas.