Niños con Covid en casa: cuidados y precauciones a seguir en la familia

El número de niños contagiados con Covid-19 sigue en aumento y a la mayoría se les pide mantenerse en casa durante el tratamiento. Saber cómo cuidarlos y cuidarnos a nosotros mismos es esencial para mantener toda la dinámica familiar saludable y controlada.

Los estudios sobre el Coronavirus realizados hasta la fecha han demostrado que en los niños pequeños que padecen de Covid-19 no suelen presentarse síntomas o efectos secundarios graves. De hecho, con mucha frecuencia los niños terminan siendo pacientes asintomáticos o presentan síntomas mucho más leves que los adultos y los adolescentes. Pero ¿Qué se debe hacer durante la cuarentena de los niños que han sido diagnosticados? Y ¿Cuál es la mejor manera de cuidar a toda la familia para que el contagio no se extienda mucho más o aparezcan situaciones inesperadas? Hoy veremos algunos consejos útiles que se pueden poner en práctica para mantenerse a salvo y cuidar debidamente de los más pequeños de la casa.

Covid-19 en niños ¿Qué tipo de cuidados deben tenerse?

Para el caso de niños que presentan síntomas como fiebre y tos, es muy importante seguir cuidadosamente el tratamiento recetado por el pediatra, el cual en su mayoría consiste en tomar paracetamol e ibuprofeno para ir regulando la temperatura. En caso de tener cualquier duda, la mejor opción siempre va a ser evitar a toda costa el bricolaje y siempre acudir con un experto. Además, es importante que los niños descansen tanto como sea posible, manteniéndose en cama y recuperando su energía, la cual será necesaria para superar los síntomas del virus.

Mantenerse hidratado es otro aspecto fundamental, especialmente para el caso de los niños con síntomas y fiebre alta. Consumir abundante agua es importante para evitar desmayos y bajadas inesperadas de la tensión.

Cómo puedes ver, basta con unas pocas medidas para mantener a los peores riesgos bajo control en los niños. Para el caso de los pequeños que son asintomáticos, basta con vigilar que con el pasar de los días no se produzca un empeoramiento de las condiciones de salud para evitar que la enfermedad avance y terminé siendo un verdadero problema.

El seguimiento domiciliario por parte las entidades de salud para los niños contagiado con Covid-19 consiste en mantener a los niños bajo observación, especialmente para descartar la aparición de dificultades respiratorias causadas por la falta de aire. La fiebre alta a lo largo de los días también es una señal de alarma que no deben subestimarse y que requiere de la atención de un médico tan pronto como sea posible. Para finalizar, ten en cuenta si hay un estado de somnolencia excesiva, dificultad para levantarse o caminar por parte del niño, es necesario ponerse en contacto inmediatamente con el pediatra para tomar cartas en el asunto. La atención médica domiciliaria es la mejor opción a menos de que se trate de un niño con síntomas muy desarrollados que requiera de hospitalización.