Salud

No beber suficiente agua puede ser peligroso para tu salud

Se dice que el cuerpo humano está formado aproximadamente por 70% de agua, es por esto que no hidratarse lo suficiente es nocivo para la vida de las personas.

A pesar de que la sed es el síntoma más evidente de la falta de líquidos en el cuerpo, existen otros factores que prueban la deshidratación en el organismo y que desencadena en algunas dolencias físicas y mentales.

Señales de que estás consumiendo poca agua.

Tienes la piel seca.

No solo necesita de productos o cosméticos para tener una piel suave y tersa. También se requiere de mantener al cuerpo bien hidratado, tomando agua diariamente para evitar la alteración en la fabricación natural de aceites en la piel, o prevenir la resequedad en la piel. Esto ayuda a eliminar las toxinas que hacen que el envejecimiento sea más rápido.

Sientes resequedad en la boca.

Estar con la boca seca es algo normal cuando el cuerpo no recibe la cantidad de agua necesaria para producir de forma correcta la saliva. Esto genera muchos factores de riesgo que desencadenan problemas como la alteración del pH de la boca, lo que trae como consecuencia una probabilidad muy alta de adquirir una infección o enfermedad en la boca o en la garganta.

Si llegas a sufrir este problema, es importante que te hidrates muy bien, que mantengas una botella de agua siempre y, en lo posible, usar labiales que ayuden a hidratar tus labios.

Dolores de cabeza constantes.

Los dolores de cabeza constantes pueden deberse a un desequilibrio de fluidos en el cuerpo. El agua es fundamental para mantener el equilibrio en las reacciones inflamatorias y el flujo de sangre en el organismo. Cuando este dolor ocurre debido a la falta de líquido en el cuerpo, se suele sentir un dolor intenso al moverse. Por ejemplo, si sientes alguna tensión al realizar movimientos que necesitan de esfuerzo físico como subir y bajar escaleras, o al hacer movimientos rápidos, este tipo de dolor muchas veces es causado por la deshidratación, te recomendamos tomar más agua y también sales minerales.

Pocas idas al baño.

Un individuo que no sufre de ninguna enfermedad urinaria va unas 6 o 7 veces diarias al baño. De igual forma, esto puede variar dependiendo de la cantidad de líquido que se consuma y también varía de una persona a otra. Pero, una persona que solo va 2 o 3 veces al día al baño debe aumentar el consumo de agua a lo largo del día.

Uno de los órganos que se vería afectado de forma directa por el bajo consumo de agua son los riñones, y esto puede ocasionar graves problemas en la salud.

Estreñimiento.

El consumo constante de agua es fundamental para tener una lubricación que sea apropiada y que asegure los movimientos intestinales que eviten el estreñimiento. Si no se toma la cantidad de agua necesaria, el sistema digestivo va a presentar dificultades para eliminar los residuos y el excremento podrá quedar incrustado en el colon. Para evitar esto, te aconsejamos ingerir al menos 6 u 8 vasos de agua diariamente.

Publicaciones relacionadas