LifeStyle

3 razones por las que no debes comer pasta y arroz en las noches

¿Te gusta comer un buen plato de pasta y arroz en la cena? Si buscas adelgazar o quieres mantener tu peso, consumir estos alimentos con regularidad en la noche no es precisamente una buena idea, y seguro que ya lo habías escuchado antes.

Estas son las 3 razones por las que es mejor que cambies tus costumbres culinarias sino quieres echar por la borda tu esfuerzo para deshacerte de esos kilitos de más que tanto te incomodan.

Razón 1: Cuestión de azúcares

La mayoría de los nutricionistas y dietistas advierten sobre los problemas de consumir azúcares al final del día. Esto es justamente lo que ocurre cuando devoramos una buena ración de arroz o de pasta en la cena.

Estos alimentos son en realidad hidratos de carbono o glúcidos. En palabras más sencillas, son azúcares. El problema con todos los glúcidos que consumimos es que es mejor que le demos oportunidad al cuerpo para quemarlos y que no se transformen en grasa.

Cuando se consumen más azúcares de los que podemos quemar, este excedente de energía proveniente de los hidratos de carbono se deposita como grasa, por lo que vamos sumando peso.

A menos que vayas al gimnasio en la noche, antes de dormir, tu organismo no tendrá tiempo de quemar esta azúcar camuflada en la pasta o el arroz.

Razón 2: Las noches deben ser light

Aunque el arroz y la pasta aportan solo 4 kilocalorías por gramo, si comes una ración grande de estos alimentos por las noches ganarás peso.

Las noches son espectaculares para el amor, pero a la hora de alimentarnos es el momento del día en que solemos consumir menos energía y demoramos más en deshacernos de las calorías.

Así que a menos que te estés preparando para una tanda de sexo extenuante, las cenas deben ser bajas en hidratos de carbono y azúcar. A cambio, debes comer más hidratos complejos provenientes de los vegetales y verduras.

Razón 3: Mejor al mediodía

Tampoco es que debas eliminar por completo los hidratos de carbono de tu cena. Solo mide tus porciones para que le des preponderancia a las verduras o a un buen plato de ensalada. La cuestión es no excederse.

Una medida sensata para la cena es un máximo de 40 gramos de pasta o arroz (pesadas en crudo), acompañando el plato principal de vegetales o verduras.

Te estarás preguntando ¿cuál es entonces la mejor hora para comer arroz y pasta? La mayoría de los nutricionistas coinciden es que es al mediodía. Así tu organismo tendrá el resto de la tarde y noche para quemar este tipo de azúcar.

Por supuesto, la excepción es una cita romántica o una celebración especial. En este caso, disfruta tu plato y olvídate de las calorías. El problema ocurre cuando es algo frecuente.