Cocina Recetas

¡No tires los posos del café! Mira lo que puedes hacer con ellos

Los posos de café son el producto de desecho de la preparación del café. Su uso permite hacer muchas maravillas tanto en nuestra rutina de belleza como en el mantenimiento del hogar, por ello aquí te damos excelentes razones para nunca volver a tirar los posos de café a la basura.

Fertilizar las plantas: para su jardín, evite los fertilizantes comerciales y en su lugar utilice posos de café. Algunas investigaciones han dado a conocer que los posos de café absorben metales pesados que contaminan el agua y el suelo. Los fertilizantes comerciales contienen potasio, fósforo y nitrógeno, pero asimismo pueden contaminar el agua subterránea por medio de la escorrentía y causar ciertas implicaciones negativas.

Proporciona brillo al cabello y estimula su crecimiento: desde luego, lavarse el cabello es la mejor forma de eliminar la acumulación de residuos en él. Sin embargo, es fundamental también limpiar el cuero cabelludo dos veces al mes. Lo puedes hacer de la siguiente manera: vierte los posos de café en tu cuero cabelludo con las yemas de los dedos durante 1 minuto. Luego enjuaga con agua fría y lava el cabello con tu champú habitual. Con el tiempo, este tratamiento hará que el cabello se vea más brillante. Además, gracias a los efectos estimulantes de la cafeína, notarás un ligero aumento en el crecimiento del cabello.

Tratar las ojeras y las bolsas debajo de los ojos: ya sean causados por genética, falta de sueño, retención de líquidos o por alergia, las ojeras y bolsas son un problema de belleza muy frecuente. Para corregirlo, aplique café molido frío debajo de los ojos, déjelo por 10 minutos y enjuague bien.

Reduce la apariencia de la celulitis: si bien no existe hasta este momento una solución permanente para eliminar la celulitis, un exfoliante hecho con café puede mostrar resultados temporales. Esto se debe a que la cafeína estimula las enzimas que descomponen la grasa, lo que lleva a una reducción en la celulitis.

Estimula el abono: los posos de café son ricos en nitrógeno, por lo tanto, son ideales para potenciar el abono en casa. Solo debe tirarlos directamente a su contenedor de abono.

Desodoriza el frigorífico: los posos de café también se pueden utilizar para evitar el olor de los alimentos en mal estado o para aquellos que le dan un olor muy fuerte al refrigerador, el nitrógeno en los posos ayuda a neutralizar los olores. Tan solo, llene un frasco vacío con posos de café y colóquelo, sin taparlo, en el refrigerador.

Exfoliante natural para la piel: su textura granulada permite que sea un exfoliante muy eficaz. De modo que, puedes utilizar los posos de café como limpiadores. Además, pueden ayudar a desinfectar la piel gracias a sus propiedades antibacterianas.

Suavizante de labios: como se dijo anteriormente, su aspecto granulado lo convierte en un exfoliante muy efectivo para los labios. Si estás sufriendo de labios agrietados, mezcla media cucharada de café molido con media cucharadita de miel para hacer un exfoliante labial suave. Simplemente frota suavemente esta mezcla en tus labios con movimientos circulares durante 30 segundos y luego limpia con un paño húmedo.

Publicaciones relacionadas