LifeStyle

Novia china casi pierde su propia boda por estar jugando videojuegos

Para la mayoría de las personas, el día de su boda es sin duda la mayor ilusión, para otros es uno de los más esperados y para otros puede un día lleno de estrés. Pero la historia que hoy vamos a conocer, la cual muchos han llamado “la historia de la novia arrastrada por el pasillo” es sin duda bastante singular y apegada a la época moderna.

La futura novia decía estar perdidamente enamorada de quien ya era su prometido, pero todo parece indicar que en los últimos meses algo estaba llamando más su atención; y el hecho de que la iglesia estuviera llena de gente y de que su futuro marido la estuviera esperando para casarse, no la hizo desistir de sus ganas desenfrenadas de jugar videojuegos.

Después de horas de rogarle a la mujer para que cediera y acudiera a su compromiso y celebración, los familiares de la novia se vieron obligados a tener que cargarla y sacarla de su juego para que se pudiera llevar a cabo la boda. Pero lo cierto es que la joven recién casada no tenía intensión o interés alguno en dejar de jugar para casarse.

Pero ¿Qué sucedía que la novia no tenía intención alguna de dejar de jugar?

Esta interesante historia sucedió en China, donde muchos estudios han demostrado el aumento de personas que han desarrollado la adicción a los videojuegos, al punto de haber alcanzado en muchos casos lo niveles patológicos.

De hecho, aquí estamos hablando de casos que acabaron en tragedia o con consecuencias bastante dramáticas dignas de una película. Afortunadamente, lo que ocurrió con la joven novia no tuvo consecuencias trágicas, pero creemos que no nos equivocamos si aseguramos que su adicción al videojuego ya ha superado los límites normales y pasado al área de una complicación patológica que requiere de una intervención profesional.

Aquellas personas que juegan videojuegos con frecuencia podrían decir que una de las mayores molestias es que le digan que apague el juego o que deje de jugar, y ni hablar de tener que detenerlo sin que haya otra opción. Durante lo ocurrido, la joven mujer se encontraba jugando League Of Legends en un cibercafé ( un videojuego de gran éxito y reconocimiento en china y el mundo).

Sin embargo, después de jugar durante horas, sus familiares empezaron a preguntarse dónde estaba y por qué no había asistido a la boda, así que decidieron llamarla y ella se negó a asistir, siendo este el detonante para que el propio novio y los familiares la arrastraran hasta el pasillo, donde finalmente se llevó a cabo la ceremonia. Sin embargo, pese a todas las evidencias, algunos creen que se trata de una campaña publicitaria para demostrar los efectos del consumo excesivo de los videojuegos y como estos afectan el día a día de las personas, pero nadie ha salido a negar o confirmar la posibilidad.

Publicaciones relacionadas