Novia lee en el altar los mensajes de infidelidad de su prometido en lugar de sus votos de boda

La sorprendente historia sucedió en Australia, en donde una joven llamada Casey contó la terrible experiencia que había vivido justo antes de casarse con su prometido con quien llevaba seis años de noviazgo.

Todos los invitados quedaron impactados en el momento que la novia decidió que sus votos de amor se convertirían en los mensajes de infidelidad que descubrió de su novio días antes de la ceremonia. La boda se convirtió en viral en todas las redes sociales, por causa de la sorprendente historia de amor que finalizó de la peor forma.

Y es que cuando ambos se hallaban frente al altar y era el turno de Casey de pronunciar los votos matrimoniales, ella decidió leer varios mensajes comprometedores que su novio le había mandado a otra mujer.

“Me encontraba de pie al frente del altar con mi hermoso vestido de novia, observando los rostros emocionados de nuestros familiares y amigos. Me temblaban las manos, pero aún más mi interior. Se suponía que este iba a ser el día más feliz de mi vida, sin embargo, sabía que era el final de la relación de mis sueños y todos allí serían testigos de ello”, relata Casey.

«Hoy no habrá boda. Parece que Alex no es quien yo pensaba que era”, dijo la mujer. Sacó su móvil, que llevaba oculto tras el ramo, y comenzó a leer. «Llegué al frente del altar, respiré profundo y enfrenté a nuestros amigos, a nuestros padres y conté la verdad sobre Alex».

Todo inició de la siguiente manera

“La última noche de mi vida de soltera, estaba con varios amigos divirtiéndome en un hotel muy glamuroso, cuando mi teléfono comenzó a sonar al otro lado de la habitación, pero el mensaje en cuestión no era un mensaje de felicitación por mi boda, era una serie de capturas de pantalla de un número desconocido, y junto a las imágenes decía: Yo no me casaría con él. ¿Tú sí?”, contó Casey.

Las capturas de pantalla que le habían llegado a Casey mostraban conversaciones entre su novio Alex y otra mujer que decían: “Tienes un cuerpo delicioso y vaya que sabes cómo usarlo. Ya quisiera que mi novia tuviera la mitad de tus habilidades”.

Ella decidió seguir con la boda como estaba planeada desde hace un tiempo y exponer a su novio frente a sus familiares y amigos.

Por último, el novio decide retirarse de la iglesia sin decir nada, mientras que la novia quiso seguir con la fiesta y celebrar que descubrió el engaño de su novio a tiempo.