Nuevas «verdades» de los EE.UU. sobre el origen de la pandemia

China utilizó los viajes aéreos para sembrar el virus en las primeras etapas: de Milán a Nueva York y al resto del mundo, por lo que la pandemia se extendió, según el consultor comercial de la Casa Blanca.

«China ha enviado cientos de miles de aviones alrededor del mundo para sembrar las semillas de la epidemia. Los chinos, tras el escudo de la Organización Mundial de la Salud, escondieron el virus durante dos meses, y luego enviaron a sus ciudadanos en aviones a Milán, Nueva York y a todo el mundo hasta que lo esparcieron por todas partes. Podrían haberlo mantenido en Wuhan, y en cambio se convirtió en una pandemia.

Esto es lo que Peter Navarro, el consultor comercial de la Casa Blanca, dijo en una entrevista con el programa «This Week» de ABC News.

Aunque estas declaraciones pueden sonar muy difamatorias, cuando se le preguntó si Navarro estaba acusando a China de propagar deliberadamente el coronavirus por todo el mundo, el funcionario estadounidense dejó claro que no quería decir que fuera un acto intencionado.

¿China sembró virus con los aviones? El informe de la inteligencia de los Estados Unidos

Un informe de inteligencia del Departamento de Seguridad Nacional que llegó a manos de la Associated Press afirma que a principios de enero los líderes chinos ocultaron deliberadamente la gravedad del virus. En el documento, que no está marcado como clasificado sino «para uso oficial únicamente», se informa de que, al tiempo que reducía al mínimo la gravedad del virus, China aumentaba las importaciones y disminuía las exportaciones de suministros médicos.

No se han reportado nuevas muertes por COVID-19 en China desde hace más de un mes, aunque los nuevos casos reportados en el país apuntan a una segunda ola de infección como una posibilidad peligrosa. Como informaron Reuters y Fox News, un consultor médico, Zhong Nanshan, admitió que China inicialmente subestimó el número de personas infectadas en Wuhan y que la mayoría de las personas siguen en riesgo debido a la falta de inmunidad.

La investigación sobre la propagación del virus está en curso

Mientras tanto 116 naciones se han unido a la moción de Australia para una investigación del coronavirus que está causando una ruptura en las relaciones con China.

«Teniendo en cuenta las más de 300.000 muertes, los millones de personas en el mundo que han perdido o están perdiendo sus empleos y el impacto en las economías de todos los rincones del planeta, es apropiado hacer un examen de lo que sucedió», dijo la Ministra de Relaciones Exteriores Marise Payne. Lo que se requiere es una evaluación imparcial, independiente y exhaustiva de la respuesta internacional a la pandemia.

La moción australiana no menciona explícitamente a China ni vuelve a poner en duda el verdadero origen del virus, pero la iniciativa ha enfurecido a Beijing, que amenazó con aumentar los aranceles de importación de cebada y bloqueó algunas importaciones de carne de vacuno de Australia.

También puedes leer: Según estudio, algunas personas son inmunes al coronavirus sin haber contraído el virus

 

Fuente: Money