LifeStyle

Nutrir el cerebro: los mejores alimentos que lo protegen y fortalecen.

Averiguemos cómo mantener nuestros cerebros jóvenes y saludables. Una guía sencilla para alimentar y fortalecer tu cerebro.

No todo el mundo sabe que el cerebro y, en general, el sistema nervioso, se encuentra entre los órganos de nuestro cuerpo, que consumen más calorías. Por esta razón, es de fundamental importancia proporcionar todos los nutrientes necesarios para preservar su salud, potenciar su actividad y fortalecer la memoria . Un cerebro bien nutrido es, de hecho, un cerebro activo, reactivo y siempre joven.

En los siguientes párrafos intentaremos, por lo tanto, describir cuáles son los nutrientes más valiosos para su funcionamiento y dónde encontrarlos fácilmente en distintos alimentos.

Dieta y cerebro: cual elegir

En el mundo tan discutido y multifacético de las dietas, existen modelos capaces de proteger la salud de nuestro cerebro, manteniéndolo sano y funcionando en todo momento. Una mirada rápida a la literatura científica, sin embargo, siempre nos lleva a nuestros orígenes, es decir, a la dieta mediterránea.

Según los mejores expertos en la materia, de hecho, la dieta mediterránea, gracias a su riqueza en ácidos grasos poliinsaturados, antioxidantes, fibra y carbohidratos complejos, podría contribuir a:

  • Mantener activo el metabolismo cerebral
  • Proteger el sistema nervioso de la acción dañina de las especies reactivas del oxígeno
  • Proteger el cerebro del envejecimiento prematuroy de muchas enfermedades neurodegenerativas
  • Mejorar el rendimiento mental, fortaleciendo la memoria y la capacidad de concentración, especialmente en personas jóvenes y mayores, en términos de habilidades computacionales y mnemotécnicas.

Entre los muchos modelos dietéticos propuestos, la Dieta Mediterránea ciertamente actúa como el maestro indiscutible.

Alimentos que son buenos para el cerebro y la memoria.

En las siguientes líneas intentaremos describir algunos de los nutrientes más valiosos para el cerebro, identificando las fuentes de alimentos más importantes.

  1. Pescado y oleaginosas

Conocidos por sus fuertes actividades antiinflamatorias, los ácidos grasos omega 3 y, en particular, EPAy DHA son esenciales para la salud cerebral. Además de controlar la inflamación responsable del envejecimiento del sistema nervioso, estos ácidos grasos han demostrado ser esenciales para mantener joven la estructura del tejido nervioso.

Según algunos estudios, la correcta ingesta de estos nutrientes no sólo podría preservar la integridad de las conexiones cerebrales, sino también mejorar su reactividad, fortaleciendo la memoria y la concentración, y otras funciones básicas.

La principal fuente de alimento de omega 3 es el pescado azul, como la caballa, las anchoas, las sardinas y el salmón.

El precursor de estas grasas está presente en otros alimentos de origen vegetal, como los frutos secos, las semillas oleaginosas y los brotes.

  1. Té verde y café

Además del inconfundible aroma, el té y el café son aliados invaluables para la salud de nuestro sistema nervioso.

Permaneciendo en el consumo diario adecuado, estas bebidas podrían aportar valiosos antioxidantes, como las epigalocatequinas y teobromina, y otras sustancias activas como las metilxantinas, capaces de prevenir la degeneración neuronal, proteger el cerebro de la aparición de enfermedades degenerativas crónicas y mejorar algunas capacidades perceptivo.

  1. Aceite de oliva virgen extra

La riqueza única de ingredientes activos hace que el aceite de oliva virgen extra sea una verdadera droga antienvejecimiento. El hidroxitirosol, la oleuropeína, el tocoferol y los demás ingredientes activos que contiene hacen de este alimento una panacea para la salud de nuestro cerebro.

El uso diario de 3-4 cucharadas, por lo tanto, podría contribuir al mantenimiento de un tejido nervioso perfectamente sano

El uso diario de 3 a 4 cucharadas podría contribuir a mantener un tejido nervioso perfectamente sano.

  1. chocolate negro

El chocolate negro es el ejemplo perfecto de cómo enriquecer su dieta con sabor y calidad.

El consumo de 20 g de chocolate negro, de hecho, enriquecería la dieta de los polifenoles, y en particular de los bioflavonoides, muy valiosos para proteger las estructuras nerviosas del envejecimiento y la degeneración celular.

  1. Fruta amarilla, naranja y roja

Pimientos, zanahorias, tomates, radicchio, bayas, son solo algunas de las frutas que son elementos clave en la protección del tejido nervioso.

Los numerosos polifenoles que contienen, incluyendo el resveratrol y las antocianinas, y las diversas vitaminas liposolubles, podrían incluirse activamente en los sistemas de protección celular. Las mismas sustancias, además, que protegen el sistema vascular cerebral, pueden contribuir a optimizar la oxigenación y la nutrición del sistema nervioso, favoreciendo la concentración y mejorando el rendimiento cognitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.