Cocina, recetas y alimentos

Olla quemada: trucos para dejarla como nueva

A veces ocurre que te alejas de la cocina y te olvidas de la comida que hay en el fogón. ¿El resultado? Una cena y una olla quemada. Pero si lo peor ya ha ocurrido, no desesperes: puedes recurrir a los clásicos e infalibles remedios de tu abuela para eliminar todo rastro y limpiar una olla quemada.

Con la sal, el vinagre y el bicarbonato de sodio, no sólo podrás devolverle la vida a la olla quemada, sino que además brillará más que antes gracias a la acción desengrasante y pulidora de estos productos.

Limpiar una olla quemada con limón.

Este truco hace parte de los remedios de la abuela, es uno de los más antiguos y efectivos que existe para salvar las ollas que estén quemadas y que se nos ha olvidado bajar del fuego.

Coloca a Hervir agua en la cacerola junto con el zumo de limón y los trozos de limón. Este primer paso disolverá y desincrustará lo quemado. A continuación, retira del fuego y añade un puñado de bicarbonato de sodio. Déjalo reposar durante media hora y utiliza una esponja abrasiva para eliminar los residuos.

¿Cómo limpiar una sartén de aluminio quemada?

Con vinagre y bicarbonato En este caso, para no rayar la olla, no se puede utilizar una esponja abrasiva: para eliminar el residuo quemado con seguridad, prepare una potente mezcla de vinagre y bicarbonato. Vierta el agua directamente en la sartén y añada medio vaso de vinagre. Deja que actúe durante unos diez minutos y abre el gas. Cuando empiece a hervir, añade medio vaso de bicarbonato de sodio. La reacción hará que el residuo quemado se desprenda por completo.

Detergente, sal y agua.

En caso de quemaduras menos inmersas, puedes intentar usar detergente para platos en vez del bicarbonato de sodio. De este modo, se eliminarán todos los residuos quemados y cualquier rastro de grasa.

Intenta con una mezcla de sal gruesa y agua. Echa un poco de agua tibia en el fondo de la olla y tapa toda la superficie con sal. Deja que actúe por 2 horas, agregando jugo de limón o vinagre cada 30 minutos. Finalmente, enjuaga con agua corriente y deshazte de los residuos con ayuda de una esponja abrasiva o un estropajo, pero con el debido cuidado para no dañar la superficie.

Coca Cola para raspar.

Finalmente, te contaremos un truco que tal vez te parezca un poco extraño, pero de verdad muy efectivo, increíble para cualquier olla de cerámica o terracota: la de Coca Cola. Como todos saben, esta bebida tiene un alto nivel corrosivo, así que, vierte el líquido en la olla hasta cubrir la parte quemada, luego coja un cepillo de mango largo y prepárese para la acción.

Encienda la estufa a fuego lento y comience a restregar, si notas que la quemadura aún sigue adherida a la olla, déjala por media hora para que la coca cola haga efecto y nuevamente repite el procedimiento.