Ortorexia: cuando comer sano se convierte en obsesión

El término ortorexia se utiliza para referirse a un trastorno alimenticio que radica en la obsesión por la comida sana. Las personas que padecen esta enfermedad se ven obligadas a tener una dieta que elimina las carnes, las grasas, los lácteos, alimentos que lleven conservantes y colorantes o que puedan ser dañino para el organismo. Este trastorno alimenticio puede ocasionar carencias nutricionales e incluso enfermedades psiquiátricas.

Aun cuando sabemos que no tiene nada de malo alimentarse saludablemente, los problemas se presentan cuando la vida completa de la persona gira entorno a la comida, convirtiéndose así en el eje central de su existencia. Lo que conlleva a la delgada línea entre comer sano y la obsesión.

La ortorexia no se encuentra oficialmente reconocida como una enfermedad, y el término se utilizó por primera vez como una figura psicopatológica por el dietista Steve Bratman en 1997. El especialista asocia ciertos comportamientos alimenticios con un miedo espantoso, incluso maníaco, de aumentar de peso o no tener un perfecto estado de salud, lo que generaría graves consecuencias negativas en el sistema nervioso.

¿Cuáles son los síntomas de la ortorexia?

Esta conducta maniática se caracteriza por algunos síntomas y comportamientos típicos, entre los cuales se destacan el hecho de sentirse bien solo cuando se come correctamente y pasar muchísimo tiempo analizando las características de todo lo que quieres comer. Estas son otras conductas obsesivas:

  • Planificar las comidas: las personas que sufren de esta conducta pueden llegar a planificar sus comidas con muchos días de anticipación, para evitar según ellos, cualquier alimento que sea perjudicial.
  • Elaboración de alimentos: estudian detalladamente los procedimientos para la preparación de los alimentos, eliminando cualquier riesgo para la salud, teniendo en cuenta el uso de cierto tipo de ollas o la cocción especial de los alimentos.
  • Restricción estricta de alimentos: observan cuidadosamente las reglas dietéticas que son excesivas.
  • Tiempo de compra de los alimentos: utilizan un tiempo excesivo que lo dedican a la investigación y compra de los alimentos que son considerados aptos y dejan de realizar otras actividades importantes.
  • Aislamiento social: se preocupan demasiado por lo que van a comer, por ello evitan salir a comer con amigos en restaurantes, pizzerías o cualquier otro lugar de comidas.

Recientemente se realizó la conferencia International Nutrition 2020, en donde se reunieron los expertos en nutrición de todo el mundo. Durante la conferencia se debatieron las informaciones que se tienen sobre la parte alimentaria. Entre todos estos temas se habló de cómo la alimentación saludable no debe convertirse nunca en una obsesión.

Tratamientos

El tratamiento de las personas que sufren ortorexia debe combinar la terapia psiquiátrica con la farmacológica, a través de medicamentos que puedan volver a incorporar a la dieta los nutrientes de los que carece.

El especialista suele aconsejar que el paciente vuelva a recurrir a la “intuición”: debe comer cuando tenga hambre y dejar de hacerlo cuando se sienta satisfecho.

Se recomienda que se incorporen poco a poco todos los nutrientes que fueron descartados y que, aunque se prosiga con una alimentación saludable, se ingieran cantidades suficientes de todos los alimentos.