Los pacientes recuperados de coronavirus pueden desarrollar otros problemas

Muchos pacientes han sido dados de alta en España, luego de estar hospitalizados por causa del coronavirus. Sin embargo, muchos de ellos ahora pueden sufrir las secuelas del contagio, algunas pulmonares, otras causadas por el largo periodo de tiempo en UCI y otras por el desajuste de la coagulación sanguínea.

Los médicos chinos, que han tenido que estudiar los efectos del Covid-19 durante más tiempo que cualquier otro médico, han revelado escenarios preocupantes en relación con los pacientes con coronavirus.

La Comisión Nacional de Salud de China ha publicado un nuevo conjunto de directrices que aconsejan a los médicos cómo llevar a cabo el tratamiento posterior al coronavirus.

Las secuelas del coronavirus

Aunque el coronavirus se trata de un virus respiratorio, y como tal ataca con mayor agresividad a los pulmones, cada vez más pruebas apuntan a que es capaz de dañar a otras partes del cuerpo, y también de provocar secuelas importantes a quienes superan la enfermedad.

Algunos pacientes que han contraído el Covid-19 pero se han recuperado requieren tratamiento porque pueden haber sufrido daños pulmonares y cardíacos. Además, se informa de problemas de pérdidas musculares y, en algunos casos, de trastornos psicológicos.

Los problemas posteriores al coronavirus incluyen arritmia cardíaca

Si bien no se espera que la mayoría de los pacientes que sólo tienen síntomas leves presenten algún problema después de la enfermedad, los casos graves pueden sufrir daños en los órganos y otras complicaciones a pesar de la recuperación del Covid-19.

El daño al corazón puede tomar la forma de arritmia cardíaca o angina de pecho y puede haber otros problemas de la cadena asociados con el daño a largo plazo.

Las directrices para la atención posterior a la terapia incluyen una serie de problemas a los que hay que prestar atención, como la depresión, el insomnio, los trastornos alimentarios y diversos problemas mentales y neurológicos.

Síndrome post-UCI

Además, si los pacientes críticos han pasado estancias largas en las unidades de cuidados intensivos también podrían sufrir las secuelas de la inmovilización. Según la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), el síndrome post-UCI supone secuelas físicas, principalmente respiratorias y neuromusculares, con una importante pérdida muscular y funcional.

También se puede leer: ¿Es posible contagiarse por coronavirus en un ascensor? La respuesta de los expertos