Si dejamos de comer pan y pasta, ¿qué pasa con nuestros cuerpos?

Cuando hablamos de dietas una de las más deliciosas es la dieta mediterránea, reconocida y deseada en todo el mundo. Pero, ¿nos hemos preguntado alguna vez qué puede pasarle a nuestro cuerpo si dejamos de comer pan y pasta?

Vamos a ver cuáles son las consecuencias de dejar de comer pan y pasta para nuestro cuerpo.

1) Reduciendo el consumo de pan y pasta se puede perder peso, aunque hay que tener cuidado de hacer una distinción, perdemos líquidos, no grasas, esto es porque sabemos bien que los carbohidratos acumulan agua.

2) Los carbohidratos son una fuente de energía para nuestro cerebro, carentes de carbohidratos esta energía está ausente, por lo tanto, es posible tener síntomas que pueden parecerse a los de la gripe, esto sucede porque vamos a bloquear el metabolismo de la grasa deteniéndonos en los cuerpos cetónicos que al moverse y acumularse son tóxicos para nuestro cuerpo y luego nos causan debilidad y cansancio.

3) Al no consumir carbohidratos te sientes más débil, ya que representa esa energía que va a quemar proteínas y grasas dándonos la fuerza para nuestro cuerpo.

4) No consumir carbohidratos nos afecta el estado de ánimo, su carencia va a perjudicar la serotonina que influye en nuestra serenidad.

5) Para los que no saben, los carbohidratos refinados aumentan el nivel de azúcar en la sangre, si esto se interrumpe se corre el riesgo de generar una dependencia, el consejo sigue siendo preferir los carbohidratos enteros.

6) Hay que decir algo muy importante, los carbohidratos refinados llevan a riesgos de diabetes y problemas cardíacos, los integrales traen beneficios al nivel de colesterol reduciendo los riesgos de apoplejía y diabetes.

7) En cuanto al bien de nuestro intestino, siempre es bueno elegir granos enteros que, gracias a las fibras contenidas, producen efectos beneficiosos que conducen a la regularidad intestinal.

También puedes leer: 11 beneficios de la dieta mediterránea que debes conocer