Pasar mucho tiempo sentado te hace envejecer hasta ocho años

Esto ha sido confirmado por investigaciones que buscan determinar como el estar sentado demasiado tiempo es malo para la salud. De hecho, para el caso de las mujeres más sedentarias y con poca actividad física, se han encontrado células biológicamente más deterioradas para su edad con una diferencia de al menos 8 años en comparación con otras mujeres de su misma edad que son más activas físicamente.

Esto surge de un estudio realizado por investigadores en los Estados Unidos, los cuales analizaron los datos de 1.500 mujeres de edad avanzada entre los 64 y los 95 años que formaban parte de una muestra más amplia que participó en la Iniciativa Women’s Health, A National Analysis of Chronic Diseases and Menopause.

Las participantes rellenaron cuestionarios y usaron un acelerómetro en su cadera derecha durante siete días consecutivos durante las horas de vigilia y de sueño para vigilar sus movimientos. Los resultados encontraron especialmente que las mujeres mayores que hacían menos de 40 minutos de actividad física moderada cada día tenían telómeros más cortos que las que si se ejercitaban. Los telómeros hacen referencia a los «extremos» de los cromosomas encargados de protegerlos del deterioro y que se acortan gradualmente con el paso de los años.

En una entrevista, los expertos afirmaron: «Con nuestra investigación pudimos encontrar que las células envejecen más rápido cuando se tiene un estilo de vida demasiado sedentario. Es importante tener en cuenta que la edad que tenemos en número no siempre está relacionada con la edad biológica, debido a que puede variar dependiendo de como sea nuestro estilo de vida y nuestras costumbres», explica Aladdin Shadyab, autor principal del estudio.

El científico y su equipo de investigación afirman ser los primeros en realizar una medición objetiva de los efectos del sedentarismo y de la actividad física con relación a sus efectos en el biomarcador del envejecimiento. Las mujeres voluntarias presentes en el estudio también forman parte de un proyecto más amplio conocido como «Initiative for women’s health», un estudio nacional que investiga los factores cruciales de las enfermedades crónicas en las mujeres postmenopáusicas.

Por último, el autor agrega: «También pudimos determinar que las mujeres más sedentarias pueden empezar a fortalecer sus telómeros con rutinas de ejercicio de al menos 30 minutos al día a un ritmo medio como lo recomiendan la mayoría de fisioterapeutas. Por lo tanto, la actividad física siempre debe mantenerse como parte fundamental de la vida cotidiana, incluso a medida que se va envejeciendo». Según lo dicho por el autor, los estudios futuros se enfocarán en examinar más de cerca cómo el ejercicio se encuentra relacionado con la longitud de los telómeros en la población más joven y sus efectos sobre la población masculina.

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address