Pensar demasiado daña tu salud, eso es lo que dice la ciencia

Pensar demasiado daña tu salud, eso es lo que dice la ciencia. Ya sea que te concentres en el error que cometiste la semana pasada o te preocupes por tu futuro, pensar demasiado en todo puede ser debilitante y te sumerge en un estado constante de angustia.

Por supuesto, a veces es inevitable pensar demasiado en una situación. Sin embargo, si usted es un verdadero pensador, tendrá dificultad para calmar el constante estallido de pensamientos.

El pensamiento excesivo es más que una simple molestia: los estudios demuestran que pensar demasiado puede afectar negativamente a su bienestar. Eso es lo que la ciencia dice al respecto.

Pensar demasiado daña tu salud: Aumenta las posibilidades de tener una enfermedad mental

Un estudio del 2013 publicado en el Journal of Annormal Psychology reporta que el hecho de concentrarse en las deficiencias, errores y problemas aumenta el riesgo de problemas de salud mental.

Y la preocupación puede prepararte para un círculo vicioso que es difícil de romper. Pensar continuamente causa caos en tu salud mental.

Interfiere con la solución de problemas

La investigación muestra que los pensadores excesivos creen que se están ayudando unos a otros al repasar sus problemas en la cabeza. Pero los estudios demuestran que la parálisis del análisis es real.

Analizar mucho y todo interfiere con la resolución de problemas, las personas que piensan demasiado pasan mucho más tiempo en su mente que viviendo la realidad. Esto hará que usted se entretenga en el problema en lugar de buscar soluciones.

Incluso las decisiones simples, como elegir qué ponerse para una entrevista o decidir dónde ir de vacaciones, pueden parecer una decisión de vida o muerte cuando uno es un pensador. Irónicamente, todo ese pensamiento no te ayudará a tomar una mejor decisión.

A veces no nos damos cuenta, pero nos preocupamos por cosas a las que no deberíamos prestarles tanta atención. Tal vez, tu inseguridad sea la que provoca todo esto.

Trastornos del sueño

Si usted es un pensador, probablemente ya sabe que no puede dormir cuando su mente no se apaga.

Los estudios confirman esto, descubriendo que pensar demasiado y preocuparse conducen a menos horas de sueño. Es más probable que te des la vuelta en la cama durante horas antes de caer en los brazos de Morfeo y relajarte.

También puedes leer: