Belleza

Cómo perder de 300 a 500 calorías en solo una hora

Para muchas personas, hacer actividad física es algo muy difícil y, ahora con el cambio de estación, si no estás acostumbrado es algo que te va a resultar muy complicado. El verano trae consigo una oleada de calor que, de hecho, lo único que provoca es la limitación de la práctica de deportes y muchas veces no se recomienda hacerlo debido a los efectos del clima en el organismo.

Caminar en el agua para eliminar de 300 a 500 calorías.

Caminar en el agua es un ejercicio de cardio que provoca múltiples beneficios a las personas que lo practican, sobre todo con el cambio de estación, sin duda conviene tenerlo en cuenta para realizar actividad física en esta época del año.

Aunque no lo creas, este es un ejercicio muy satisfactorio, el agua restringe la movilidad del cuerpo, ya que es un elemento más denso que el aire, lo que hace que las personas realicen un esfuerzo mayor,

De esta forma, los músculos se ejercitan con una mayor intensidad mientras reduce la presión arterial, mejora el funcionamiento del sistema cardiaco y ayuda a eliminar más calorías. En una hora de este ejercicio se pueden quemar de 300 a 500 calorías, con solo estar caminando con el agua hasta la cintura. Pero, si lo que quieres es eliminar más calorías, aumenta la altura del agua y listo.

Por si fuera poco, caminar en el agua genera beneficios para los huesos y para las articulaciones, por esta razón es que este ejercicio es ideal para las personas que sufren de artritis, osteoporosis y fibromialgia. No solo eso, este tipo de práctica es particularmente apropiada para las mujeres embarazadas, personas de edad avanzada y aquellos que no están acostumbrados a entrenar.

Para caminar de la forma correcta en el agua, se debe mantener una postura correcta activando los músculos centrales y de la espalda, los hombros deben estar hacia atrás y la barbilla hacia arriba. Además, es necesario dar pasos largos presionando el talón, llevando el peso sobre los dedos de los pies después.

Se pueden hacer variaciones como balancear los brazos para fomentar la pérdida de peso o utilizando mancuernas.

A lo largo de cada entrenamiento y que vayas adquiriendo experiencia, vas a poder empezar a caminar en aguas más altas y hacer variaciones.

Por ejemplo: si mantienes las rodillas en alto ayudarás a incrementar la intensidad de la actividad y comprometes a los músculos de las piernas, también puedes hacer estocadas, o llevar a cabo una caminata lateral para ejercitar la parte interna y externa de los muslos.