LifeStyle

Perder peso: receta para eliminar las toxinas de tu cuerpo y acelerar el funcionamiento del metabolismo

Actualmente, las enfermedades relacionadas con la mala alimentación y los trastornos alimenticios han ganado mucha popularidad. Patologías como la obesidad, la diabetes y el síndrome metabólico son algunas de las categorías de complicaciones que sufre la humanidad en materia de ingesta de alimentos.

Es innegable que la forma en la que nos alimentamos juega un papel fundamental en la forma que se manifiesta nuestra salud, al punto de convertirla en un verdadero problema e incluso en una especie de enemigo. Por este motivo, te recomendamos revisar con cuidado tu dieta e incluir alimentos más saludables como la receta que vamos a ver hoy, la cual es una buena opción para depurar y reducir la carga de cada día.

El exceso de alimentos como la carne, el azúcar y los alimentos procesados son altamente perjudiciales para la salud a mediano y largo plazo. Pues bien, un estudio reciente llegó a la conclusión de que existe una relación entre el consumo de carne procesada y el aumento de las enfermedades crónicas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no solo los alimentos procesados están bajo esta lupa, ya que otros elementos como fertilizantes, pesticidas y fungicidas que son utilizados para proteger las frutas y hortalizas de los insectos han sido señalados por aumentar la probabilidad de complicaciones en la salud.

La madre naturaleza siempre tiene soluciones para estas complicaciones y se encarga de ofrecernos varias opciones e ingredientes saludables para restablecer nuestro bienestar y el estado general de nuestro cuerpo. Hoy veremos una excelente recomendación: se trata de una bebida elaborada a partir de alimentos ecológicos como el jengibre, el limón, el apio y el tomate. Esta bebida se encarga de desintoxicar pasivamente el cuerpo, activará el funcionamiento del metabolismo y promoverá la pérdida efectiva de peso.

¿Cuáles son los beneficios de sus ingredientes?

Jengibre

El jengibre tiene la capacidad de aportar propiedades antiinflamatorias y antivirales, además de ser rico en antioxidantes como gingeroles, shogaol y paradoles, los cuales pueden prevenir enfermedades crónicas.

Además, se ha demostrado que el consumo de jengibre tiene efectos reductores para problemas como la obesidad y el perfil metabólico en personas con sobrepeso, potenciando la termogénesis y la reducción del hambre.

Limón

Los limones son las frutas más beneficiosas para la salud. Su efecto desintoxicante es ampliamente reconocido por expertos y ayuda ampliamente a la pérdida de peso y a quemar grasa corporal gracias a los polifenoles que contiene.

Apio

Las propiedades antioxidantes del apio están más que demostradas. Esta planta pertenece a la familia de las Apiaceae y se caracteriza por ser rica en compuestos fenólicos y antioxidantes. Varios estudios han demostrado que compuestos como el ácido cafeico, el ácido p-cumárico, el ácido ferúlico y el kaempferol actúan como potentes antioxidantes con grandes efectos curativos.

Tomates

Los tomates son un ingrediente fundamental para ayudar a mantener un peso saludable, ya que aporta nutrientes necesarios para que el cuerpo funcione correctamente. Además, sustancias como el licopeno aportan antioxidantes con capacidades bioactivas para regular el sistema inmunitario y el metabolismo.

Con los beneficios que ya hemos enumerado, veamos cómo preparar esta receta de desintoxicación que ayuda a depurar el organismo.

Ingredientes:

  1. 2 cucharadas de jengibre fresco rallado.
  2. Zumo de medio limón.
  3. 2 tallos de apio.
  4. 1 taza de zumo de tomate.
  5. Una pizca de pimienta picante.

Preparación

Comienza mezclando bien todos los ingredientes con ayuda de una batidora, dejando algunos tallos de apio para la presentación. Luego de que se haya obtenido una consistencia homogénea, agrega los tallos y estará lista para consumir. Te invitamos a incluir esta bebida fuera de las comidas, unos 3 vasos al día.

Precauciones a tener en cuenta

El jengibre no se recomienda para las mujeres embarazadas ni a aquellos que padezcan enfermedades en la sangre. Además, el limón no se recomienda a las personas que sufren de acidez, úlceras de estómago o alergias a los cítricos.