Insólito

Perro se niega a dejar de ladrar hasta que un motociclista lo sigue y encuentran un bebé abandonado

Se trata de un joven perro que se ha convertido en un auténtico héroe al conseguir rescatar a un niño desaparecido. La historia, que en los últimos días está causando un gran revuelo en todas las redes sociales, fue contada por un motociclista llamado Junrell Fuentes Revilla, el cual subía con su vehículo a una montaña cerca de la ciudad de Cebú, en Filipinas.

El hombre cuenta que iba de camino a una ciudad cercana, cuando de repente se dio cuenta de que un perro intentaba llamar desesperadamente su atención. El perro ladraba y saltaba para que el hombre detuviera su motocicleta y, cuando lo hizo y se bajó para acercarse a ver qué era lo que sucedía con el animal, se dio cuenta de que había algo a lo lejos.

El perro hizo todo lo posible para hacerle entender al hombre que debía seguirlo, por lo que Junrell decidió acompañarlo al ver tanta insistencia por este extraño acontecimiento. El perro le llevó a un vertedero cercano y, jadeando entre la basura, el hombre se encontró con un pequeño bulto que tenía un bebé en su interior.

Sin duda se trató de una sorpresa para Junrell, pero este se acercó rápidamente para tomar y consolar al bebé, el cual estaba totalmente envuelto con una vieja toalla de color marrón. La sorpresa es aún peor teniendo en cuenta que este vertedero está en un lugar completamente aislado y que, de no ser por la ayuda del perro, nadie habría encontrado al pequeño abandonado.

El hombre decidió llevar inmediatamente al niño a la comisaría más cercana donde fue sometido a un examen médico exhaustivo. Afortunadamente, las pruebas demostraron que el niño se encontraba en perfecto estado de salud y que solo estaba muy asustado y con frío.

HOPE FOR STRAYS

Los medios de comunicación locales entrevistaron a Junrell sobre lo sucedido, y este no dudó en dar créditos al perro que lo alertó del rescate, dándole los honores que merecía y haciendo de esta historia un completo viral de internet. Tiempo después se supo que el cachorro se llama Blacky y vive con una familia numerosa de la zona.

Para rendirle un homenaje especial al canino, cientos de personas, tras enterarse de su heroico rescate, donaron alimentos, juguetes y muchos otros artículos para celebrar su valentía. Por supuesto, la familia de Blacky también está muy orgullosa de la actitud mostrada por la mascota de su hogar.

HOPE FOR STRAYS