Peste bubónica, China declara la emergencia después de un nuevo caso

China está monitoreando la propagación de la peste bubónica después del último caso de un niño de 3 años.

La pesadilla de la peste bubónica en China continúa después del nuevo caso confirmado: un niño de 3 años en el condado de Menghai, Yunnan.

Las autoridades de la región, que se ha visto afectada por una invasión de ratas en el último mes, declararon una emergencia de nivel IV después de que se identificara la última infección. El objetivo es prevenir una propagación masiva de la infección que, recordemos, mató a más de 200 millones de personas en el siglo XIV.

China, emergencia de la peste bubónica

Mientras tanto, en la vecina Mongolia, al menos 17 de las 21 provincias corren el riesgo de sufrir la peste bubónica. Este verano, las autoridades de Mongolia Interior pusieron en cuarentena una ciudad entera después de dos casos confirmados de la plaga.

En China y Mongolia se insta a la gente a no comer animales salvajes que puedan ser portadores del bacilo de la plaga, como los roedores. Bajo la acusación, en particular, de la marmota: la caza está prohibida, pero en algunas zonas remotas del país se consume porque se considera un manjar, así como un excelente remedio para mantenerse sano según la medicina tradicional china. Este año Mongolia informó de 22 casos sospechosos de peste bubónica, 6 de los cuales han sido confirmados, el número más alto de los últimos diez años.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Para evitar el riesgo de peste negra de los países vecinos, Rusia también ha tomado medidas, intensificando las vigilancias y los controles en la región de Altái (entre las fronteras de Mongolia y China) para detener la caza de marmota.

Una enfermedad reemergente

La peste bubónica, una de las tres formas más comunes de peste, es una infección bacteriana propagada por pulgas que viven en roedores salvajes y puede matar a una persona en menos de 24 horas si no se trata a tiempo. Causa inflamación y dolor en los nódulos linfáticos, fiebre, escalofríos y tos. La enfermedad causó la pandemia más mortal que la humanidad haya conocido, pero fue casi erradicada con antibióticos. Sin embargo, en los últimos años ha vuelto a cobrar importancia y la OMS la ha clasificado como una «enfermedad reemergente».

También puedes leer: ¿Vitamina D contra el coronavirus? ¿Cuáles son los beneficios? Lo que dicen los expertos