Pierde su anillo de bodas, lo busca con el detector de metales y encuentra un tesoro del siglo XVI

Sucedió en Irlanda, Paul Raynard perdió su anillo de bodas y empezó una ardua búsqueda usando un detector de metales en compañía de su amigo Michael Gwynne, pero en lugar de encontrar su preciado anillo, encontraron un tesoro enterrado de los años 1500.

El increíble descubrimiento se hizo el pasado 29 de octubre en Ballycastle, Irlanda del Norte, este par de amigos con un simple detector de metales se encontraron un tesoro que les cambiaría la vida.

Esta es una historia digna de una película de aventuras o de piratas similar a las que vemos en la gran pantalla, solo que esta vez es totalmente cierta y cuanto menos graciosa. El 29 de octubre los dos amigos fueron en la búsqueda del anillo de bodas a un campo en el que habían estado anteriormente. Una vez en el sitio, Paul Raynard y Michael Gwynne iniciaron la búsqueda usando un detector de metales, pero jamás esperaron encontrarse con algo tan increíble en una operación tan simple y rutinaria para ellos, como la búsqueda de un anillo. De un momento a otro, el aparato comenzó a indicar que había algo que no parecía ser un anillo, por lo que decidieron investigar.

Así fue como, completamente llenos de curiosidad, los dos comenzaron a cavar en el sitio, extrayendo gradualmente el contenido del agujero. Sorprendentemente lo que extrajeron fue totalmente inesperado: un verdadero tesoro de monedas que vienen de los años 1500.

¿Cuál es el valor actual del tesoro?

A día de hoy aún no se ha podido determinar cuánto vale el increíble hallazgo, pero la mayoría de expertos dicen que su valor no puede ser menor al de cientos de miles de libras. Además, la cantidad de monedas antiguas encontradas por los dos amigos también incluía una del año 1546, época del reinado de Eduardo VI. Solo esta última moneda tiene un costo de más de 5.000 libras, ya que es una pieza muy rara e importante para la historia de Irlanda. El mismo Raynard dijo en una entrevista que siempre soñó con poder encontrar algo tan importante desde que era un niño, motivo por el que tenía detectores de metales.

Según ambos amigos es como ganar el premio mayor de la lotería. Cabe resaltar que ambos decidieron grabar todo el momento del descubrimiento, documentando también la extracción de las monedas del suelo.

Actualmente todo el material se encuentra bajo estricto estudio y cuidado, y para ello tuvo que ser entregado al Museo del Ulster. Aquí los expertos someterán las monedas a estudios particulares para poder establecer con exactitud el valor real del inesperado pero sorprendente hallazgo.

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address