Insólito

Pierden la vida 10 pacientes en un hospital porque enfermera reemplazó suero médico con agua del grifo

En un trágico incidente que ha dejado a la comunidad médica y a las familias en estado de shock, se ha informado que al menos diez pacientes en el Centro Médico Regional Asante Rogue en Medford, Oregon, perdieron la vida después de que una enfermera presuntamente reemplazó el fentanilo farmacéutico intravenoso con agua del grifo.

Una enfermera bajo sospecha

Según los informes, una enfermera, ahora despedida, habría realizado el intercambio de los medicamentos por agua del grifo no esterilizada. Esta acción ilegal habría comenzado desde el otoño de 2022.

Las víctimas de este incidente incluyen a Samuel Allison, de 36 años, que falleció en noviembre de 2022, y Barry Samsten, de 74 años, que falleció en julio de ese mismo año. Ambas familias fueron notificadas por el hospital de que las muertes se debieron a infecciones derivadas de la sustitución de los analgésicos por agua del grifo.

La investigación en curso

La investigación en curso es exhaustiva y busca determinar el alcance completo del impacto de las acciones de la enfermera en los pacientes. Hasta el momento, las autoridades no han confirmado si se han realizado arrestos en relación con este incidente.

Por otro lado, el fentanilo es un poderoso analgésico opioide que se usa comúnmente para tratar a pacientes con dolor severo, especialmente aquellos con cáncer o que se están recuperando de una cirugía. El intercambio de este medicamento vital por agua del grifo tiene graves implicaciones para la salud de los pacientes.

El impacto en los pacientes

El impacto de este incidente en los pacientes es devastador. Las infecciones relacionadas con la atención médica pueden ser graves y potencialmente mortales, especialmente en pacientes que ya están debilitados por enfermedades o cirugías.

Tras enterarse de los incidentes, el Centro Médico Regional Asante Rogue emitió un comunicado expresando su angustia y garantizando que están colaborando estrechamente con las autoridades en la investigación.

La Autoridad de Salud de Oregon

La Autoridad de Salud de Oregon también ha confirmado su participación en la investigación, evaluando los informes de lesiones graves y posibles muertes causadas por las infecciones asociadas a la atención médica.

Este incidente resalta la necesidad de revisar y reforzar los protocolos de seguridad en entornos hospitalarios, para garantizar que los pacientes reciben la atención y el tratamiento adecuados.

El futuro de la enfermera

Aunque las autoridades aún no han confirmado si se han realizado arrestos, el futuro de la enfermera involucrada en este incidente parece incierto, con posibles cargos criminales en su contra.

Este trágico incidente nos recuerda la importancia de la seguridad y la integridad en el cuidado de la salud. Es fundamental que los hospitales y los profesionales de la salud mantengan los más altos estándares de práctica para garantizar la salud y la seguridad de sus pacientes.

4/5 - (9 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira