BellezaLifeStyle

8 señales en tus pies que indican que estás enfermo

Hoy te enseñaremos a detectar algunas señales presentes en los pies que podrían indicar enfermedades como diabetes, problemas de tiroides y enfermedades cardíacas, señales detectables incluso antes de acudir con un medio.

Dedos de los pies libres de pelos.

Esto es señal de una enfermedad arterial. Si los vellos de los dedos de los pies desaparecen, podría ser por culpa de problemas de circulación causados por una enfermedad arterial periférica (EAP). Entre los síntomas se encuentra una disminución del crecimiento del vello en los pies y los tobillos, además de que los dedos toman un color morado, la fiel se vuelve más fina y brillante.

Presencia de una línea bajo tus uñas.

Este es un síntoma de cáncer de piel. Esta línea vertical oscura podría indicar un melanoma maligno de las extremidades o un melanoma oculto, un tipo de cáncer de piel que aparece en partes poco visibles del cuerpo. Las personas que detecten esta línea deben acudir a un podólogo o dermatólogo para asegurarse de que no se trata de un hongo. Aunque solo el 5% de todos los casos diagnosticados de melanoma son del tipo oculto, es más frecuente en personas de piel oscura.

Pequeñas líneas rojas debajo de la uña.

Esto podría estar siendo causado por una infección en las válvulas cardiacas. Las líneas rojas bajo las uñas de los pies o de las manos son la consecuencia de la ruptura de vasos sanguíneos. Se producen cuando pequeños coágulos de sangre afectan los capilares bajo las uñas que puede ser señal de una endocarditis. Las personas con enfermedades cardíacas, marcapasos o sistemas inmunitarios débiles tienen un mayor riesgo de desarrollar endocarditis. Esta patología puede terminar causando una insuficiencia cardíaca si no se trata. Por lo tanto, si detectas una hemorragia en forma de línea debajo de las uñas, dirígete a un médico y pide una evaluación cardiaca y del flujo sanguíneo.

Heridas o llagas que no se curan.

Este es uno de los síntomas más claros para la diabetes. El descontrol de los niveles de azúcar en la sangre afecta a los nervios y causa una mala circulación, resultando en que la sangre no llega a los pies. Cuando la sangre no llega a las heridas la piel no se cura correctamente. De hecho, muchos pacientes diabéticos han sido diagnosticados por lesiones en los pies. Otros relacionados son el hormigueo o el entumecimiento en esta parte del cuerpo.

Uñas en forma de cuchara.

Es un síntoma de anemia o lupus. También llamadas coiloniquia, las uñas en forma de cuchara son consecuencia de una deficiencia de hierro, hemocromatosis (producción excesiva de hierro), la enfermedad de Raynaud (enfermedad que afecta al suministro de sangre a las extremidades) y en ocasiones lupus eritematoso (enfermedad autoinmune que ocasiona un ataque del sistema inmunitario hacia las células, tejidos y los órganos). Las uñas en forma de cuchara aparecen en los bebés, pero esto se corrige sin intervención con el paso de los primeros años de vida.

Pies secos y agrietados.

Este síntoma anuncia la presencia de problemas en la tiroides, especialmente cuando las cremas hidratantes no surten efecto. Esto sucede porque, cuando la glándula tiroidea comienza a fallar, produce menos de la hormona tiroidea, la cual regula el metabolismo, la presión arterial, el crecimiento de los tejidos y el desarrollo de los sistemas esquelético y nervioso. Según los expertos: «Los problemas de tiroides provocan sequedad en la piel. Por eso, cuando las cremas hidratantes no solucionan el problema es mejor acudir con un médico para comprobar el estado general de la glándula tiroidea.»

Inflamación dolorosa del dedo gordo del pie.

Este síntoma puede ser señal de un ataque de gota, un tipo de artritis que suele afectar especialmente al dedo gordo. Los alimentos con altos índices de purina, como las carnes rojas, el pescado y algunos tipos de alcohol pueden desencadenar un ataque de gota, ya que aumentan el nivel de ácido úrico en el organismo.

El ácido úrico es eliminado comúnmente por la orina, pero algunas personas lo producen en grandes cantidades, por lo que no lo eliminan lo suficiente. En la mayoría de estos casos, se puede ver como la deposición de ácido úrico se ubica en el dedo gordo del pie o en el tobillo, en estos pacientes, el médico puede prescribir medicamentos antiinflamatorios para aliviar el dolor y aplicar una dieta baja en purinas a modo de prevención.

Deformidad en los pies.

Señal para el desarrollo de cáncer de pulmón o una enfermedad cardíaca. La deformación en forma de palo de golf de las epífisis óseas de los dedos de las manos y pies suele estar relacionado con el cáncer de pulmón, una infección pulmonar crónica, una enfermedad cardíaca o enfermedad intestinal.

El cáncer de pulmón y las enfermedades cardíacas disminuyen la resistencia vascular, lo cual aumenta el flujo sanguíneo hacia las pequeñas arterias de las uñas de los pies y de los dedos, inflamando el tejido y haciendo que los dedos de las manos y de los pies se vuelvan más redondos y anchos al punto de deformarse.

Publicaciones relacionadas