LifeStyle

El ‘popeye ruso’ no aguantó más el dolor en sus brazos y se operó

Kirill Tereshin, conocido como el Popeye ruso, se sometió a una complicada cirugía para eliminar el aceite de sus bíceps, lo cual le había provocado una infección que amenazaba con su vida.

El ruso de 23 años fue operado en Moscú. Una intervención filmada por una influencer rusa, Alana Mamaeva, y compartida en redes.

SE ELIMINÓ UNA MASA DE CASI 1,5 KILOS.

Según el New York Post, el cirujano Dmitry Melnikov eliminó no menos de tres libras de sustancias, o aproximadamente 1.5 kilos, en una de las extremidades del joven. Era una masa compacta de tejidos y fragmentos de músculos.

De acuerdo con medios internacionales, el joven se inyectaba dosis de Synthol, sustancia que contiene 85% de aceite, 7,5% de lidocaína y 7,5% del alcohol. Como resultado: extremidades superiores deformadas.

En un inicio, el joven se enorgullecía de su aspecto a tal punto que compartía distintas fotografías en las redes sociales. Sin embargo, conforme pasó el tiempo sus brazos comenzaron a resentir las consecuencias.

El «Popeye» ruso comenzó a sufrir los efectos de esta práctica peligrosa, sufriendo en particular de dolor y la fiebre. Los especialistas le advirtieron sobre el riesgo de perder sus extremidades.

Finalmente, Kirill fue operado y la intervención se prolongó durante dos horas.  Su médico asegura que el líquido que se ha inyectado «afecta a todo el cuerpo, en particular a los riñones. Es afortunado por quedarse el aceite solo en sus extremidades. Creo que Kirill no se dio cuenta de las consecuencias de lo que había estado haciendo».

La prueba del «Popeye» de Instagram aún no ha terminado. Según el cirujano, deberá someterse a tres intervenciones más para extraer el 75% de los productos restantes en sus extremidades

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.