ActualidadViral

¿Por qué a los gatos les gusta permanecer escondidos dentro de cajas de cartón? El misterio resuelto.

Para muchos llega a ser casi decepcionante, por más que compremos modelos de última generación, nuestro gato prefiere una incómoda caja de cartón para descansar. Cajas de zapatos, cajas grandes o pequeñas de todo tipo, sea cual sea su tamaño o forma, a este tipo de animales les encanta estar dentro de ellas. Pero ¿Por qué sucede este comportamiento? Esto es lo que dicen los expertos sobre este curioso comportamiento de los felinos.

¿Tu gato prefiere descansar dentro de cajas de cartón? Estas son las razones.

Históricamente, el actuar de los gatos siempre ha fascinado a los especialistas en comportamiento animal, ya que estos tienen una personalidad misteriosa, su comportamiento es orgulloso y pueden llegar a ser unos acompañantes muy mal humorados, esto no es un problema, ya que nuestros queridos felinos compensan cualquier tipo de comportamiento con sus bonitas caras y su carácter juguetón. Pues bien, hay algunos factores a tener en cuenta que explican los motivos por los que a tu gato le encanta mantenerse dentro de las cajas:

Es un método de los gatos para regular el estrés.

Según la veterinaria Claudia Vinke, algunos gatos pueden llegar a estresarse demasiado, motivo por el que prefieren esconderse dentro de una caja para protegerse de posibles peligros. Por lo tanto, se trata de un refugio seguro para el animal, donde este puede observar su entorno y sentirse seguro. Sin embargo, se debe tener en cuenta que los felinos tienen una sensación de seguridad y bienestar en todos los espacios cerrados en general.

La veterinaria, que ha realizado numerosos estudios sobre el comportamiento y estrés de los gatos, explica que en un refugio de animales, los recién llegados son más sociables y se adaptan más fácilmente cuando se les ofrecen cajas. Por lo tanto, esconderse parece ser una estrategia de comportamiento para afrontar los cambios y todas aquellas situaciones que pueden representar estrés.

De hecho, algunas clínicas veterinarias dejan cajas de cartón a lo largo de todo el lugar para permitir a los gatos recién operados sentirse seguros y que se escondan allí para sentirse tranquilos.

Los gatos usan cajas de cartón para huir de situaciones de peligro.

Ante el menor problema o conflicto, los gatos tienden a escabullirse y esconderse, es común que estos no le den la cara a la situación, sino que prefieran evitarla tanto como sea posible. Por lo tanto, si este encuentra una caja de cartón cerca o un objeto hueco como un zapato o una bolsa, el gato no dudará en refugiarse en su interior.

El cartón es un aislante perfecto para los gatos.

Durante el invierno, el cartón puede ser un refugio perfecto en el que el felino puede entrar en calor. Todos saben que el gato se acurrucará en un ovillo para mantener una temperatura corporal agradable. Al meterse en la caja, se evita el gasto de energía intentando mantener el calor, ya que con este trozo de cartón, la tarea es mucho más fácil.

Pues bien, como puedes notar, las cajas son una zona de confort en la que los gatos se calientan, se esconden, duermen, se relajan y eliminan el estrés. Además, también proporcionan un escondite y un punto de vista para abalanzarse y atacar a sus presas o depredadores si es necesario.

En conclusión, no hay nada mejor que una buena caja de cartón a la antigua para tranquilizar a tu querida mascota, especialmente en situaciones estresantes como una mudanza, ya que esta ayudará a que este se sienta protegido del cambio y le permitirá aceptar su nuevo entorno y orientarse.

Síguenos en Google Noticias