¿Por qué a los perros no les gustan los abrazos?

Aunque parezca increíble, parece que a nuestros caninos no les gusta que los abracemos, esto es lo que indica el Dr. Stanley Coren, experto canino y profesor de psicología de la Universidad de Columbia Británica, Canadá.

¿De verdad este gesto inofensivo y amoroso es molesto para los perros?

De acuerdo con sus orígenes que se basan en el lobo, los perros reconocen el afecto de la protección, pero también tienen en cuenta la percepción de una trampa, que es lo que sienten cuando se les quiere atrapar.

En su gran mayoría, los perros no hacen nada cuando se les tortura con esos abrazos, ya que son excesivamente leales a su dueño, y aunque esto desate en ellos sentimientos negativos, las mascotas están convencidas de que la persona entenderá las señales que intentan transmitir. Esto no quiere decir que debas dejar de abrazar a tu perro, si realmente sientes que no puedes dejar de hacerlo, dale un pequeño abrazo y suéltalo inmediatamente. Además, está comprobado que valoraran más una caricia en su barriga o en su rostro.

Para el profesor Coren, existen tres señales corporales en los caninos que muestran si están en estado ansioso o estresante:

  • El primero es sin dudarlo la posición de la cabeza, que se encuentra en dirección opuesta al estímulo que lo está estresando, cerrando sus ojos a menudo, parcial o totalmente.
  • La segunda señal es mostrar la parte blanca del ojo, que en situaciones cuando está tranquilo es invisible.
  • La tercera alarma es la más evidente y es la que indica la posición de las orejas, que, en situaciones estresantes o desagradables para ellos, se bajan y se estiran hacia su cabeza.