¿Por qué algunas personas propagan el coronavirus más que otras? Descubren las 3 razones

El descubrimiento de un estudio reciente publicado en la revista Physic of Fluids realizado por investigadores del Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial.

Son muchos los factores que contribuyen a la probabilidad de contraer el SARS-CoV-2. Esta es la idea detrás de la metáfora del Emmental: cada medida de contención y barrera reduce los agujeros en el queso y por lo tanto la probabilidad de ser infectado con el coronavirus.

Un estudio reciente publicado en la revista Physic of Fluids realizado por investigadores del Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial sugiere tres nuevos factores que aumentan la probabilidad de infección: tener la nariz tapada, tener todos los dientes y tener saliva «fina»… informa Futura-Sciences.com.

El estudio

Para llevar a cabo este estudio, los científicos utilizaron modelos 3D y simulaciones digitales para recrear a cuatro personas con diferentes características nasales y orales: dentición completa y nariz abierta, dentición incompleta y nariz abierta, dentición incompleta y nariz congestionada y finalmente dentición completa y nariz congestionada. Cuando realizaron las simulaciones, las gotas de saliva eran más numerosas (+ 00%) y más (+60%) en personas con narices congestionadas.

Esto puede explicarse por la mecánica de los fluidos. Una nariz despejada proporciona un camino, además de la boca, para que el estornudo salga. Pero cuando las narices de las personas están congestionadas, el área de salida de los estornudos es limitada, lo que aumenta la velocidad de las gotas de estornudos que son expulsadas de la boca. De la misma manera, los dientes también restringen el área de salida de los estornudos y aumentan la velocidad de las gotas.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

El papel de la saliva

Los investigadores también simularon una característica fisiológica además de las características anatómicas mencionadas anteriormente: la consistencia de la saliva. Según las simulaciones, una saliva más densa conlleva un riesgo reducido de transmisión del 47%. ¿Por qué? Porque, en comparación con su contraparte, la saliva fina cae más rápidamente al suelo y forma gotitas infecciosas durante un período de tiempo más corto.

El coautor del estudio Michael Kinzel dijo: «Este es el primer estudio dedicado a entender la razón de los estornudos a distancia.

También puedes leer: Covid, el estudio muestra que el virus es muy infeccioso en los primeros 5 días del contagio