Salud

¿Por qué casi todos los asiáticos son delgados?

Se sabe que los carbohidratos engordan, entonces, ¿ por qué son todos magros ?

Muchas personas en el mundo se preguntan por qué la mayoría de los asiáticos tienen una figura delgada y están catalogados como uno de los lugares más longevos del mundo, además de no mostrar los signos de envejecimiento como nosotros.

La mayoría creemos que esto depende exclusivamente de la parte genética, pero esta no es la razón. El secreto de los asiáticos consiste prácticamente en su dieta, que no solamente se compone de sushi, algas o tofu, sino de muchísimas verduras y especias que tienen múltiples propiedades beneficiosas para el organismo.

Otro elemento fundamental de los asiáticos son sus costumbres en la cocina, las cuales son muy diferentes a la del mundo occidental. Por ejemplo, nos hemos acostumbrado a exagerar en el uso de condimentos, carnes y quesos, pero estos últimos están totalmente prohibidos en la dieta de los asiáticos, debido a que no forman parte de su cultura. En relación con la carne, comen lo mínimo y solo carnes blancas y magras (principalmente pollo), ellos prefieren el pescado. Por el contrario, optan más por las sopas y los caldos de verduras.

Asimismo, practican mucho deporte y llevan un estilo de vida saludable.

Estos son los principales secretos culinarios de los asiáticos:

  1. En la cocina asiática se emplean varios tipos de algas, especialmente para la preparación de sopas y ensaladas. Las algas son fundamentales en el buen funcionamiento del metabolismo, puesto que favorecen la buena digestión. Y es que un metabolismo eficaz hace que seamos menos propensos a la obesidad.
  2. El arroz es su principal ingrediente y lo comen prácticamente todos los días. El arroz contiene sustancias llamadas “fitoceramidas”, que ayudan a fortalecer la piel, previniendo el envejecimiento.
  3. Evitan el consumo de alimentos refinados y procesados, como carnes, azúcares refinados y harinas. Prefieren comer alimentos que sean lo más naturales posibles.
  4. Su aporte de proteínas es sobre todo de origen vegetal como soja, miso, tofu, etc., y no de aquellos animales que tienen un alto contenido de grasas saturadas. En el caso del pescado, este contiene proteínas sin grasas saturadas, y la dieta de los asiáticos tiene un alto consumo de estos animales.
  5. A los asiáticos no les gusta llenarse o atascarse de comida. Les agrada comer porciones más pequeñas y con más frecuencia. Ciertamente, así no se cansa el metabolismo y el proceso de digestión es mucho mejor.