¿Por qué es importante consumir frutas en el desayuno?

Descubre por qué es tan recomendable elegir siempre una fruta por las mañanas antes que las clásicas galletas o bollerías industriales.

El desayuno hace parte de las tres principales comidas del día. Es considerada la más importante, debido a que es la primera comida que consumimos después de un largo período de horas en el cual no se ingiere ningún alimento.

Todas las dietas que sean saludables deben incluir en su desayuno alguna fruta. Por ello, diferentes estudios realizados han demostrado que un desayuno sano es aquel que contiene frutas. Y es que, las personas que consumen más frutas reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Estas son las razones por las que debemos incluir las frutas en el desayuno

Al ser el desayuno la primera comida del día, le podrá asegurar un 20-30% de su ingesta diaria de calorías. Por este motivo, cuando no desayunamos esto podría ocasionarnos somnolencia, dificultad para concentrarnos e incluso hipoglucemia. Es una gran fuente de macronutrientes y micronutrientes, que nos permite la energía necesaria para afrontar de mejor manera el día. Uno de los grandes beneficios de comer frutas en el desayuno es que mejora la capacidad cerebral y produce una sensación de saciedad por un tiempo largo, lo que causa que al llegar a la próxima comida no tengamos demasiada hambre.

Las frutas son alimentos ricos en fructuosas, que es un tipo de azúcar que el cuerpo asimila con gran facilidad y que también es óptimo para el cerebro, en especial durante las primeras horas del día.

Comer frutas en el desayuno es una excelente forma de iniciar el día, ya que el estómago las digiere fácil y adecuadamente. Las frutas también son ricas en fibra, vitaminas, minerales y agua, lo que te permitirá mantenerte mucho más hidratado y prevenir problemas de estreñimiento.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Se debe tener muy en cuenta que la fruta que se consuma en el desayuno debe ir acompañada de proteínas y carbohidratos, y que sean de absorción lenta, por ejemplo, los cereales que son esenciales para una dieta saludable.

Pero ¿Cuáles son las mejores frutas para desayunar?

Los cítricos como las naranjas, mandarinas y pomelos aportan gran cantidad de vitamina C, lo que permite que sea un gran antioxidante que ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunológico. Estas frutas mejoran la salud de las personas que padecen de resfriados, gripe e infecciones. Debido a su poder antioxidante, disminuyen los efectos de los radicales libres. La vitamina C también facilita el proceso de curación de quemaduras y heridas. Estas frutas también son ricas en vitamina A, que ayuda a mejorar la vista y la salud ocular en general.

Los frutos secos como las avellanas, nueces y almendras aportan gran cantidad de energía, además, son una alta fuente de vitaminas y minerales como fósforo, potasio y hierro, y son ricos en vitamina E, que es un potente antioxidante.

Los kiwis, manzanas, ciruelas y peras tienen un alto contenido de fibra, por lo que, ayudan a controlar la obesidad y pueden mejorar la regularidad intestinal. Gracias a su capacidad para dificultar la absorción excesiva de azúcar, previenen el aumento de peso. También reducen el nivel de glucosa en sangre y colesterol malo.