Por qué es mejor evitar comer alimentos almacenados en recipientes de plástico

Tal vez no lo sepas, pero el plástico puede tener un efecto negativo en nuestro organismo.

Este material lo encontramos en casi todos lados: en autos, smartphones, ordenadores, juguetes, entre otros. El plástico también se utiliza como recipiente para almacenar alimentos que luego comemos y para los líquidos que bebemos, pero desafortunadamente esto puede tener un efecto negativo en nuestro cuerpo.

A continuación, te damos las razones por las que deberíamos cambiar de envases de plástico a envases de vidrio a la hora de almacenar alimentos.

Obesidad

Algunos estudios realizados han dado a conocer que una de las causas de la obesidad es la gran cantidad de plásticos con los que hacen contacto los alimentos y bebidas. De hecho, se ha podido establecer que el diglicidil éter de bisfenol-A (BADGE), una sustancia química que es altamente utilizada en la fabricación de plásticos causa que las células madre se transformen en células grasas.

“La exposición a este tipo de sustancias químicas, puede cambiar el metabolismo y lograr una mayor probabilidad de almacenamiento de calorías”, esto es lo que dice una investigación publicada en la revista Environmental Health Perspectives.

Lixiviación de plásticos

Según indican los estudios, cuando una botella de plástico se rompe, todas esas moléculas que conforman este material pasan a la comida. Lo que quiere decir que, incluso si comemos alimentos completamente naturales, estaríamos consumiendo todos aquellos materiales tóxicos del plástico, los cuales nos podrían ocasionar daño celular e inconvenientes de salud.

Problemas de fertilidad

Dentro de los componentes tóxicos del plástico encontramos uno que es conocido como bisfenol A (BPA) el cual causa un grave efecto negativo sobre la regulación hormonal y la inmunidad, perjudicando la fertilidad. Al parecer, la mujer podría llegar a tener problemas para concebir y también llegar a tener un mayor riesgo de abortos espontáneos al exponerse al BPA. Además, los químicos de este material pueden generar problemas en el desarrollo de los bebés.

Estas son las recomendaciones:

  • Compra y utiliza recipientes de vidrio o acero inoxidable para guardar tus alimentos.
  • Al comprar carne o queso en el supermercado, pide que se envuelva en papel vegetal en lugar de plástico.
  • Nunca calientes alimentos en recipientes de plástico, porque al hacerlo, el plástico puede dejar sus componentes químicos 55 veces más rápido de lo normal.
  • Utiliza botellas de agua de acero inoxidable.
  • Utiliza pajitas de acero inoxidable.
  • Compra verduras frescas o congeladas, ya que el BPA se puede hallar en casi todos los productos.
NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address