LifeStyle

¿Por qué la cebolla nos hace llorar?

Es una tarea obligatoria en la cocina: pelar cebollas y terminar con los ojos llorosos, rojos e hinchados. Casi peor que la conjuntivitis. El culpable lo hemos encontrado: el azufre. Afortunadamente, hay consejos para cortar la cebolla sin llorar.

Cebolla confitada, tortilla de cebolla, pastel de cebolla … ¿Qué tienen en común todos estos platos? Cebolla por supuesto. No es que odies cocinar. Pero, bueno, pelar cebollas es llorar a mares.

¿Pero por qué?

Cuando cortas una cebolla, hace que se mezclen dos sustancias que como resultado producen un gas que contiene azufre y que al contacto con el agua, como los ojos que son húmedos, se descompone en ácido sulfúrico. Entonces, el cerebro reacciona diciéndole a los conductos lacrimales que produzcan más agua, es decir lágrimas, para diluir el ácido y proteger así los ojos.

Debido a esto, siempre habrá lágrimas al cortar una cebolla, salvo que se apliquen los conocidos «secretos», como hacerlo poniendo el vegetal bajo el agua fría, o usar lentes. Todo, para evitar el contacto del gas con los ojos.

Cómo cortar o picar cebollas sin llorar

  1. Lavar las cebollas antes de cortarlas.
  2. Usar un cuchillo bien afilado.
  3. Evitar corrientes de aire.
  4. Enfriar las cebollas en la nevera.
  5. Enciende la campana extractora.
  6. Enciende una vela.
  7. Remojar en agua caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.