¿Por qué la variante inglesa nos complicará la vida?

A finales de febrero, la variante inglesa habrá alcanzado el 50%, es decir, estará presente en una de cada dos personas recién contagiadas. Durante el mes de marzo habrá sustituido prácticamente al virus por completo. «Llegará a ser prevalente por su mayor capacidad de contagio. Sars-Cov-2 y la variante inglesa se convertirán en uno. Para las cepas del pasado habrá cada vez menos espacio», dijo el epidemiólogo Alessandro Vespignani en una entrevista con La Repubblica.

La variante inglesa en Italia: qué está pasando

«El aumento de la prevalencia no puede detenerse, es sólo cuestión de tiempo. Al ser más contagiosa, la cepa inglesa tenderá a suplantar a las otras», explicó Vespignani, sugiriendo ser precavidos con las aperturas y mantener constantemente bajo control la Rt. «La cepa británica -concluye- hará la vida más difícil y las medidas tradicionales pueden no ser suficientes.

«Los datos preliminares de estos días sugieren que puede causar una enfermedad más grave».

«El aumento de la prevalencia no puede controlarse, es sólo cuestión de tiempo. Al ser más contagiosa, la cepa inglesa tenderá a suplantar a las otras. Pero la prevalencia es sólo un número relativo: indica cuántas de las nuevas infecciones son causadas por la variante británica. Lo que podemos hacer es reducir el número absoluto de casos. Si podemos mantenerla baja, la situación seguirá siendo contenible. Pero es importante actuar ahora. En las próximas dos semanas es probable que la prevalencia pase del 25% al 50%.

¿Cuánto circula la variante inglesa en Italia? La variante ‘Vco 202012/01’ de Sars-CoV-2, conocida como variante UK, según una encuesta coordinada por el Iss con el apoyo de la Fundación Bruno Kessler «ha sido identificada en el 88% de las Regiones/Provincias Autónomas participantes» en el estudio de prevalencia de la variante UK del Instituto Superior de Sanidad (Iss). «Las estimaciones de prevalencia regional son muy diversas», con valores que oscilan «entre el 0% y el 59%». Es decir, la variante está presente «con porcentajes respecto al total de los casos que van hasta el 59% en algunas zonas» del país. Así lo especifica el informe técnico de la investigación, que mostró que la prevalencia nacional de la variante inglesa el 4 y 5 de febrero era del 17,8%.

Síntomas de la variante inglesa

Hasta ahora, según muchos estudios, las variantes más preocupantes no parecen causar síntomas más graves en ningún grupo de edad. Sin embargo, también hay estudios que sugieren una enfermedad más grave en algunas personas. La enfermedad tiene las mismas características generales y los mismos síntomas que las demás variantes del virus. En cuanto a la transmisibilidad, la variante «inglesa» muestra un aumento en todos los grupos de edad, incluidos los niños. Todavía hay muchos estudios en curso, pero por el momento no parece que la variante inglesa se dirija específicamente a los niños, no los infecta de manera particular en comparación con otros. En cuanto a las demás variantes, los datos aún no son suficientes para formular hipótesis.

Los virus, especialmente los de RNA como los coronavirus, evolucionan constantemente mediante mutaciones en su genoma. Se han observado mutaciones en el virus Sars-CoV-2 en todo el mundo desde el comienzo de la pandemia. Aunque la mayoría de las mutaciones no tienen un impacto significativo, algunas pueden dar al virus ciertas características, como una ventaja selectiva sobre otros a través de una mayor transmisibilidad, una mayor patogenicidad con formas más graves de la enfermedad o la capacidad de eludir la inmunidad previamente adquirida por una persona, ya sea a través de la infección natural o la vacunación. En estos casos se convierten en un motivo de preocupación y deben ser vigilados cuidadosamente. Para despejar toda la información más o menos verificable que circula en estas horas sobre las variantes, remitirse al sitio de la Iss es siempre una buena idea.

También puedes leer: Covid-19: Estos son los materiales en los que sobrevive más tiempo