¿Por qué los masajes desestresan?

Para eliminar el estrés, un masaje en los hombros o en los pies es una de las técnicas preferidas. Pero ¿por qué masajear específicamente estas áreas?

La zona que integra el cuello y los hombros está situada justo «en frente» del centro que rige el sistema parasimpático craneal. Este es el sistema nervioso de la vida vegetativa, que regula parte de lo que es nuestro inconsciente. Masajear esta área con movimientos lentos, ya sean profundos o ligeros, la estimula fuertemente. Esto causa una especie de estado secundario: disminuye el ritmo cardíaco, baja la presión sanguínea, al igual que la temperatura corporal y la tensión muscular.

Por otro lado, los masajes en los pies liberan toda la tensión acumulada. El pie es un perfecto microcosmo o pequeño mapa de la totalidad del cuerpo humano. Todas las glándulas y órganos están representados en el pie en el mismo orden que en el cuerpo. En este se concentran numerosas terminaciones nerviosas y, se ha demostrado que con el masaje de pies se experimenta una agradable sensación de armonía, relajación y bienestar general.

Lo que significa que al terminar, saldrás como una persona totalmente nueva. Haciendo presión en determinados puntos del pie, puedes acabar con todas las molestias que tienes por el cuerpo, incluidos los dolores de cabeza.