¿Por qué los mosquitos sólo pican a unas pocas personas?

Si sientes que todos los mosquitos te han atacado desde hace tiempo, mientras que a tus amigos rara vez les pican, puede que tengas razón. Según un estudio americano, el 20% de nosotros somos muy atractivos para los mosquitos y los científicos han descubierto algunas razones sorprendentes. «Tanto tu metabolismo como la química de tu cuerpo juegan un papel importante para determinar si eres o no un imán para los mosquitos», dijo el entomólogo Phil Koehler de la Universidad de Florida. Aquí hay algunos descubrimientos interesantes sobre por qué algunos de nosotros somos objetivos atractivos para estos pequeños vampiros:

Los mosquitos prefieren la sangre del grupo O

En su búsqueda de comida, los mosquitos tienen casi el doble de probabilidades de atacar a las personas con sangre de tipo O que a las de tipo A. Según un estudio japonés, estos insectos consideran que el tipo O es más apetecible que cualquier otro tipo de sangre. La mayoría de la gente secreta sustancias que permiten a los mosquitos identificar su tipo de sangre antes de picar.

Los mosquitos prefieren a las mujeres embarazadas

Los mosquitos pican el doble de veces a las mujeres embarazadas, lo que aumenta el riesgo de enfermedades de transmisión. Estos son los resultados de un estudio realizado en Gambia. Los investigadores también descubrieron que las mujeres embarazadas tienen el abdomen más cálido de 1 grado, lo que puede causar la liberación de sustancias más volátiles en el sudor y atractivas para los mosquitos. No sólo eso, otros estudios han demostrado que las mujeres son más atractivas para los mosquitos durante ciertas fases del ciclo de ovulación.

La luna llena hace que sean más activos

Son 500 veces más activos, la Asociación Americana de Control de Mosquitos (AMCA) lo apoya. En general, los momentos de mayor riesgo de picaduras de mosquitos son el atardecer y el amanecer, con las hembras de algunas especies migrando hasta 40 millas en busca de comida.

Hacer ejercicio no ayuda

Tanto el dióxido de carbono que exhalamos y las sustancias presentes en el sudor, como el ácido láctico, son dos atractivos para los mosquitos. Es mucho más probable que te muerdan si haces actividad física que si estás en reposo. El riesgo de mordeduras aumenta en un 50%.

Prefieren los colores oscuros

Las prendas de vestir de color oscuro pueden aumentar el riesgo de ser víctimas de los mosquitos, en comparación con las prendas de color claro. En un estudio que comparaba varios tonos, los investigadores informaron de los siguientes resultados: negro (más interesante); rojo (interesante), gris y azul (neutro), caqui, verde, caqui claro y amarillo (menos atractivo).

También puedes leer: ¿Cómo sobrellevar las calurosas noches de verano?