LifeStyle

¿Por qué los mosquitos zumban en nuestros oídos? ¡Te lo contamos!

Estamos seguros de que hay pocas cosas tan molestas como los mosquitos zumbando en nuestros oídos, pero hoy veremos cuáles son los motivos por los que esto sucede con tanta frecuencia, ya que parece no tratarse de una simple curiosidad.

Se trata de algo que sucede con mucha frecuencia durante las calurosas noches del verano, el molesto zumbido de los mosquitos nos impide descansar y conciliar el sueño. De hecho, el zumbido que todos escuchamos es causado por un tipo de mosquito específico, ya que las investigaciones han comprobado que todos los mosquitos que nos molestan durante nuestro descanso son todos hembras, las cuales se encuentran en la búsqueda de sangre para poder colocar sus huevos, y son atraídas por el dióxido de carbono que exhalamos.

Estas son las razones por las que los mosquitos aparecen con más frecuencia durante las noches de verano, cuando hace más calor y la respiración es más calurosa y lenta. Sin embargo, parece que hay una zona que les atrae especialmente: las orejas. Michael Riehle, profesor de entomología de la Universidad de Arizona explica: «El zumbido en el oído es un efecto secundario producido por el vuelo del mosquito. Este sonido no tiene mucho alcance, por lo que solo lo notamos cuando los mosquitos vuelan alrededor de los oídos».

Como ya dijimos, el zumbido que oímos es probablemente el de un mosquito hembra, ya que los mosquitos macho suelen absorber el néctar de las flores, mientras que las hembras deben encontrar sangre después del apareamiento para tener suficiente energía y producir huevos. Desde la distancia, los mosquitos hembra se guían por el dióxido de carbono que exhalamos y esto estimula al mosquito a empezar su búsqueda. En otras palabras, los mosquitos zumban alrededor de nuestras cabezas porque es donde exhalamos más dióxido de carbono.

Al acercarse, el mosquito utiliza sus sensores gustativos ubicados en sus patas para determinar si el ser humano o el animal es apropiado para extraer sangre de su interior y alimentarse. Aunque algunos estudios sugieren que la sangre del tipo O es la más preferida por los mosquitos, otros factores, como puede ser la genética o la dieta de una persona también desempeñan un papel ante la elección de una hembra para extraer la sangre. Otro estudio descubrió que los mosquitos se sienten más atraídos hacia los hombres que tienen menos bacterias sobre su piel y también parece que tienen debilidad por las personas que visten colores oscuros, como el negro o el café.

Cuando el mosquito vuela hacia un objetivo, mueve sus alas unas 500 veces por segundo con una frecuencia de 450-500 hercios. Sin embargo, aunque para nosotros es sencillo percibir fácilmente a los mosquitos que zumban alrededor de nuestras orejas, el profesor Riehle señaló que la mayoría de ellos no se sienten atraídos por esa zona del cuerpo. De hecho, estos insectos suelen sentir mucha más atracción hacia los pies, ya que albergan bacterias que desprenden aromas que les resultan más atractivos.

Publicaciones relacionadas