¿Por qué Meghan Markle tiene absolutamente prohibido comer ajo?

En la mesa “The Queen” la ley es que no todos los alimentos se pueden comer, en especial el ajo.

Hacer parte de la familia real inglesa, significa que se debe lidiar con una gran cantidad de prohibiciones que regulan desde la forma de comportarse en público hasta la forma de vestir. No obstante, existen reglas que no están escritas y que también se aplican a todos los miembros de la corte y el origen de estas pequeñas prohibiciones es siempre la misma: La Reina.

Hablamos de la reina Isabel, quien según parece no soporta el ajo, razón por la cual le ha prohibido a todos los miembros de la familia real que lo consuman, pero no solo cuando estén en su presencia, sino también durante todos los eventos representativos, ya sean en el palacio o en el exterior.

No consumir ajo, es una regla que no parece tan difícil de respetar, dado a su fuerte sabor. Pero si, por el contrario, eres gran admirador y te gusta mucho esta hortaliza como es el caso de Meghan Markle, ¿Qué harías?

El plato preferido de la nueva duquesa de Sussex, es de hecho, pollo en adobo, una receta filipina que comprende 3 dientes de ajo entre sus ingredientes y que al parecer fue el plato con el que conquistó al príncipe Harry. Por lo pronto, si desea seguir al lado de su amado esposo, tendrá que renunciar al ajo.

Esta noticia la dio a conocer Darren McGrady, el chef oficial del palacio de Buckingham, quien también dio a conocer más sobre los gustos culinarios de la Reina Isabel: “Está prohibido servir platos a base de ajo o cebolla, debido a que la reina odia su sabor y olor. Al contrario, a diario permite unos cuadros de chocolate amargo”, afirma el chef.

No obstante, es una lástima: el ajo es un alimento con grandes propiedades para la salud. Gracias a la gran presencia de vitaminas, aminoácidos, proteínas, minerales, enzimas y sobre todo sustancias anticancerígenas, el ajo es capaz de regular la presión, bajar los niveles de colesterol, combatir infecciones gastrointestinales y depurar el hígado y el aparato digestivo en general.

La razón principal porque se prohíba el consumo de ajo a todos miembros de la monarquía es claro: evitar el mal aliento o en todo caso el mal olor en las reuniones oficiales de representación.