LifeStyle

¿Por qué no tenemos pelos en las palmas de las manos ni en las plantas de los pies?

Las palmas de nuestras manos son una de las pocas partes de nuestro cuerpo que carecen completamente de pelo. Junto con las plantas de los pies, estas regiones glabras son únicas en nuestro organismo. Pero, ¿por qué algunas áreas del cuerpo tienen pelo y otras no? La respuesta podría encontrarse en un inhibidor biológico que bloquea el crecimiento del pelo y el cabello. Este descubrimiento podría abrir nuevas puertas en el tratamiento de la calvicie y la curación de heridas.

Investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania han realizado un estudio que revela que existe un inhibidor natural en el desarrollo de la piel glabra que bloquea una vía de señalización conocida como Wnt, la cual controla el crecimiento del pelo.

El papel de la señalización Wnt

La señalización Wnt desempeña un papel fundamental en el desarrollo de los folículos pilosos. Al bloquear esta vía, se produce la piel glabra, mientras que su activación provoca un mayor crecimiento del pelo. Según Sarah E. Millar, autora del estudio, «en este estudio, hemos demostrado que la piel de las regiones sin pelo produce naturalmente un inhibidor que impide que la señalización Wnt cumpla su función».

El inhibidor natural identificado es una proteína llamada Dickkopf 2 (DKK2), que se encuentra en tejidos embrionarios específicos y desempeña diversos roles. Los investigadores descubrieron que el DKK2 se expresa en altos niveles en la piel plantar y que, al eliminarlo, el pelo volvía a crecer en las zonas normalmente carentes de él.

Foto Freepik

La evolución y las diferencias en la piel glabra

Algunos mamíferos, como los conejos y los osos polares, desarrollan pelo en sus plantas de los pies de forma natural. El equipo de investigación de Millar descubrió que el inhibidor DKK2 no se expresa en altos niveles en la piel plantar de los conejos, lo que explica por qué puede crecer pelo allí. Estos resultados sugieren que durante la evolución, la producción de DKK2 en regiones específicas de la piel se ha modificado para permitir la formación de diferentes patrones de piel glabra o velluda según las necesidades del animal.

Implicaciones para la curación de heridas y la calvicie

Los folículos pilosos se desarrollan durante la vida fetal, pero su producción se detiene después del nacimiento. Como resultado, no pueden volver a crecer después de quemaduras graves o heridas profundas en la piel. Millar y su equipo están estudiando si los inhibidores Wnt secretados suprimen el desarrollo del folículo piloso en estos casos.

Mientras que algunas partes del cuerpo humano son naturalmente glabras, otras se vuelven así debido a una variedad de enfermedades. Según la Academia Americana de Dermatología, más de 80 millones de personas en Estados Unidos sufren de alopecia androgenética, también conocida como calvicie masculina o femenina. Los estudios de asociación genómica han identificado a DKK2 como un posible gen candidato asociado a esta condición, lo que sugiere que podría ser un objetivo terapéutico potencial.

Este descubrimiento podría tener implicaciones importantes en el tratamiento de la calvicie y la curación de heridas. A medida que se continúa investigando, se espera que se encuentren nuevas formas de mejorar la curación de heridas y el crecimiento del pelo.

Esperamos que este artículo haya proporcionado una visión clara y concisa sobre el tema de por qué los palmos de nuestras manos carecen de pelo.

4.5/5 - (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira