¿Por qué se cree que los gatos negros dan mala suerte?

Puede que hayas oído que un gato negro trae mala suerte, pero ¿es realmente cierto? Descubramos cómo surgió esta superstición.

Considerado uno de los gatos más elegantes del mundo, el gato negro siempre ha sido, por desgracia, víctima de prejuicios y supersticiones. El gato negro, como muchos otros ejemplares de su especie que tienen un pelaje de diferente color, es un animal tierno e inteligente, pero todavía existe mucha gente que lo consideran un amuleto de mala suerte, pero ¿dónde y cuándo se originó esta extraña superstición? Descubramos más sobre el gato negro y el simbolismo que lo distingue.

Los orígenes de esta superstición son bastante antiguas y su primer registro viene de la edad Media: para el Papa Gregorio IX el gato negro era una especie de aliado de las brujas y del diablo, por lo que era importante ahuyentarlo tanto como fuese posible. Así, muchos otros papas después de él llegaron a ordenar incluso la quema de gatos negros durante sus celebraciones populares, ya que era usado para representar el mal y lo demoníaco.

Con el paso de los años, las supersticiones relacionadas con los gatos negros han sido muchas, por ejemplo, una de las creencias más populares asociada a estos felinos tiene que ver con que eran usados por el mal para anunciar la llegada de los piratas, debido a que solían viajar en los barcos para perseguir a los ratones que se colaban en las bodegas.

Otro motivo es que, en tiempos pasados, como la gente solía viajar en carruajes, algunos gatos negros aparecieran inesperadamente en medio de las calles oscuras, lo cual asustaba a los caballos haciendo que ellos se aterraran y salieran disparados creando el caos entre los pasajeros y provocando muchos accidentes, por lo que se extendió la leyenda de que los gatos negros eran enviados y comandados por el maligno.

¿Qué hay sobre esta creencia en el resto del mundo?

Hay muchos países en los que la creencia de la mala suerte por parte de los gatos ha ganado fuerza y se mantiene, sin embargo, también hay países en los que el gato negro se pudo convertir en un símbolo de buena suerte y fortuna: en Inglaterra, Escocia y Japón, tener un gato negro en casa es un símbolo de riqueza y prosperidad. Incluso, en los países anglosajones se adoptaban gatos negros en los barcos con el fin de mantenerse a salvo en el mar, mientras que en Letonia se creía que los gatos negros recién nacidos eran una señal de buena cosecha.

¿Qué significa soñar con un gato negro?

También hay algunas creencias relacionadas con los sueños en los que aparecen gatos negros ¿Cuál es el significado del gato en los sueños? Según algunas interpretaciones populares, ver un gato negro durante un sueño expresa la necesidad de hacerse más independiente y una revelación hacia algo que estamos considerando demasiado asfixiante, mientras que, para otras interpretaciones populares, los gatos negros en sueños indican el deseo de conectar y abrirse a una dimensión de misterio e inconsciencia.