¿Por qué se te duermen los pies?

Casi todas las personas hemos experimentado la incomodidad de tener los pies dormidos, que al igual que los pies hinchados, puede provocar muchas molestias. Son varios los momentos del día en los que se puede presentar, al despertarnos en la mañana, cuando nos despertamos en medio de la noche y en otros casos en que las razones son desconocidas.

Esta sensación de adormecimiento y hormigueo recibe el nombre de parestesia.  Los expertos definen la parestesia como la sensación de hormigueo y adormecimiento en los pies, piernas, manos, brazos, etc., sin ningún dolor. Sus síntomas pueden ser momentáneos o permanentes.

Cabe resaltar, que los casos de parestesia crónica, sí se pueden considerar problemas médicos. Estos casos crónicos se dan como consecuencia de trastornos que llegan a afectar el sistema nervioso central, como también fuertes lesiones severas que se dan en los nervios periféricos, cuando empiezan a aparecer es normal que esta patología se convierta en algo muy doloroso.

¿Cuáles son sus causas?

Siempre se ha tenido la creencia de que esta sensación es causada por una mala circulación. Pero este incómodo problema, puede tener varias causas diferentes. Por ello, aquí están las causas más habituales:

  • Fracturas o lesiones
  • Deficiencias de micronutrientes
  • Deshidratación
  • Calzado muy ajustado
  • Obesidad
  • Actividad física
  • Postura incorrecta
  • Afectación de un nervio
  • Hernia discal
  • Problemas circulatorios

¿Cómo podrías aliviar estas molestias?

El alivio o el tratamiento que se le dará a la persona dependerá del tipo de parestesia que se padezca, si es crónica o temporal, y de lo que haya causado este problema.

  • Se debe dar un masaje a la zona afectada
  • Debes evitar sentarte o levantarte en la misma posición por un largo tiempo
  • Cambia de posición
  • Mueve ambos pies, haciendo movimientos circulatorios y presionando
  • Estiramientos
  • Puede hacer presión suavemente con las manos, en las partes que más siente el hormigueo
  • Cuando empieces a sentir el cosquilleo, empieza a caminar
  • Puedes colocar tu pie en punta y desciende los talones
  • Si estos síntomas persisten, algunos médicos recomiendan usar antiinflamatorios como ibuprofeno o aspirinas
  • El uso de alcohol y cigarrillo puede empeorar las molestias, por eso lo recomendable es evitarlos.