Salud

¿Por qué Steve Jobs prohibía el uso de smartphones y tablets a sus hijos?

Cada día nos encontramos con más padres que confían a sus hijos de cualquier edad el uso de tablets, teléfonos móviles y otros tipos de dispositivos electrónicos de última generación. Los motivos son muchos, incluso algunos los utilizan como sustitutos de las niñeras, cuidadoras, abuelas, lo que hace que los pequeños depositen afecto y atención especial en este tipo de aparatos.

Es muy fácil dar a los niños dispositivos electrónicos, puesto que sus luces, sonidos y juegos permiten dejarlos solos, disminuyendo la atención que se les debe dar, incluso durante horas. Lo que la mayoría no sabe es que por mucho que estos aparatos tengan la capacidad de funcionar como distractores, ellos están desperdiciando sus oportunidades y capacidad para ser feliz.

Sin duda alguna la tecnología puede cambiar nuestras vidas de forma positiva en muchos aspectos: viajar, mantenerse informado, comunicarse, entretenerse y resolver problemas sencillos. Es cierto que deberíamos aprovechar las ventajas de la tecnología y todos sus aspectos positivos, pero debemos ser capaces de marcar un límite y respetarlo, por lo que está mal que un niño juegue durante horas con un dispositivo electrónico y solo un par de minutos con otras personas o no visite otros lugares.

Entonces ¿Qué dijo Steve Jobs cuando le preguntaron por qué mantenía a sus hijos alejados de esos dispositivos electrónicos? Aquí está la respuesta:

“Mis hijos me acusan de ser un poco fascista en nuestra casa en cuanto al uso de dispositivos electrónicos, y creo que tienen algo de razón, porque actúo como un dictador impidiéndoles usar este tipo de tecnología. Siempre me han dicho que los padres de sus amigos no imponen esos límites, y me preguntan constantemente por qué ellos no pueden usar sus tabletas y móviles tanto como quieran. Pero mi postura, y la de mi esposa no es muy difícil de explicar: Ambos hemos visto claramente las consecuencias del uso excesivo de la tecnología entre los adultos, así que imagina como puede ser para los niños. Me niego completamente a que esto les ocurra a mis pequeños”.

Por si te lo preguntas, un niño que pasa mucho tiempo usando tablets y teléfonos móviles puede pasar por varios efectos secundarios, empezando con la adicción al uso de este tipo de tecnologías, la hiperactividad y la exclusión social solo por mencionar algunos. Dejar que los pequeños usen sin límite este tipo de tecnologías significa condenarlos a un futuro infeliz y sin experiencias reales, ya que al pasar tanto tiempo en el mundo virtual, se pierden de lo que sucede en el mundo real.