Por qué utilizar los paños de cocina supone un riesgo para la salud

Un grave riesgo para nuestra salud lo podríamos encontrar en los paños de cocina. Una investigación científica de la Universidad de Mauricio, pudo evidenciar que en una muestra de casi 100 paños de cocina, la mitad se encontraban contaminados por bacterias muy peligrosas.

Los estudios han demostrado que millones de bacterias potencialmente peligrosas para nuestra salud están anidadas en los paños que utilizamos frecuentemente en la cocina, exponiéndonos a un riesgo de contaminación e intoxicación alimentaria.

Las causas

Según los investigadores, los malos hábitos que llevarían a la proliferación de bacterias potencialmente peligrosas para las personas son las siguientes:

  • No lavarse las manos correctamente
  • Vivir en una familia numerosa
  • Utilizar paños que tengan varias funciones y que permanezcan humedecidos
  • Hábitos alimenticios no vegetarianos

Las enfermedades a las que estamos expuestos

Los científicos que participaron en la investigación, tomaron muestras de 100 toallas de tela y hallaron 49 contaminadas con bacterias altamente peligrosas. Entre los microorganismos más encontrados en los paños, se encuentran E. Coli y Enterococcus, bacterias fecales que pueden aportar las siguientes enfermedades:

  • Altas temperaturas
  • Vómito
  • Neumonía
  • Calambres intestinales
  • Meningitis
  • Septicemia
  • Shock tóxico

Cómo podemos evitar la contaminación en los paños de cocina

La investigación indica que las familias con personas en riesgo y más vulnerables a todas estas infecciones, como enfermos crónicos, ancianos y niños, deben prestar mucha atención a las prácticas de higiene que se presenten en la cocina. Hay dos claras recomendaciones:

  • Use toallas de papel desechables
  • Evite los paños húmedos

Conclusión de la investigación

“Nuestro estudio muestra que la composición familiar y las prácticas de higiene influyen claramente en la carga microbiana de los paños de cocina”, indicó la Dra. Susheela Biranjia-Hurdoyal. “También se logró conocer que la dieta, el tipo y el uso de los paños húmedos podrían ser fundamentales para promover el crecimiento de bacterias peligrosas, responsables de la intoxicación alimentaria”, finalizó la científica.