¿Por qué cantamos en la ducha?

Abrir el grifo de la ducha es, para muchos, cómo levantar la cortina: la ducha se convierte en un micrófono y nosotros en la estrella!

El momento de la ducha es un momento íntimo e importante para cada uno de nosotros, en el que el peso de los días parece fluir junto con el chorro que corre por nuestra piel.

Algunas personas en la ducha reflexionan, lloran, inventan historias que nunca sucederán, imaginan diferentes finales para sus vidas, pero hay una gran parte de gente que canta en la ducha!

¿Pero alguna vez te has preguntado por qué? La universidad australiana, tiene la respuesta.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

La investigación en bio-sonido ha descubierto que es la estructura de la ducha la que le da el poder de estimular nuestro deseo de cantar. Nuestra voz en la ducha estaría más afinada que en otros ambientes, lo que obviamente nos estimula a continuar con nuestras «actuaciones».

Luego está el componente psicológico. El sonido del agua que fluye es un fondo agradable que lo hace menos tímido y la reverberación hace que la voz se mantenga más tiempo en el aire tras cantar cada nota.

Para finalizar, cantar en la ducha aumenta el estado de ánimo y mejora la calidad de vida. Lo que empuja a cantar en la ducha es la necesidad de relajación y sentir buscar los efectos positivos que sentimos tras salir de ella.