Salud

Prediabetes y diabetes: ¿Conoces sus síntomas y los métodos de prevención?

La prediabetes es una patología en la que los niveles de glucosa en sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficiente como para ser considerado diabetes. Según el Dr. Stewart Harris, profesor de medicina de la Facultad de Medicina Schulich de la Universidad de Western Ontario La prediabetes es «una zona de amortiguación que avisa el desarrollo de la diabetes». La enfermedad se caracteriza por comenzar a perder la capacidad metabólica necesaria para regular los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas.

La prediabetes no suele presentar síntomas claros, por lo que es difícil de identificar. Según investigaciones sobre el tema, es posible que se esté pasando por una prediabetes sin presentar algún síntoma evidente. Sin embargo, se ha demostrado que es más probable que alguien padezca prediabetes si pertenece a un grupo de alto riesgo de diabetes tipo 2.

Según investigaciones, factores como la herencia genética y los antecedentes familiares también influye en la probabilidad de padecer prediabetes. Si la diabetes de tipo 2 fue diagnosticada en la familia, ya sea la madre o el padre, un hermano o un primo, el riesgo es mayor. Además, cuando se trata de antecedentes familiares, otro aspecto que influye es que el origen étnico también aumenta las probabilidades, ya que, si se es descendiente de aborígenes, asiáticos, africanos o hispanos, los riesgos de desarrollar diabetes tipo 2 es mayor. Aun así, pese a que no se puede cambiar los genes, si se puede cambiar el nivel probabilidad de desarrollo. Dado que la diabetes es una enfermedad hereditaria, es posible mejorar la salud de todos los miembros de la familia por medio de una alimentación saludable y una rutina física constante.

Tienes un estilo de vida sedentario.

Si eres sedentario o no haces mucho ejercicio, tu riesgo de desarrollar diabetes y prediabetes es mucho mayor. Para nadie es un secreto que solo con hacer ejercicio a nuestros hábitos reducimos la probabilidad de desarrollar muchas enfermedades, entre ellas la diabetes y prediabetes. El ejercicio disminuye la resistencia a la insulina y ayuda a perder peso, siendo el sobrepeso un factor de riesgo claro para el desarrollo de ambas patologías.

También se ha comprobado que la prediabetes se desarrolla con mayor probabilidad en personas mayores de 40 años, pero, también es cierto que se ha comenzado a detectar en personas cada vez más jóvenes. El riesgo de prediabetes y diabetes aumenta a medida que envejecemos, por lo que se suele recomendar someterse a una prueba diagnóstica cuando se pasan los 40 años.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Como mencionamos anteriormente, la gran mayoría de pacientes con prediabetes no presentan síntomas, pero en algunos casos se produce un aumento de la sed por consecuencia del aumento de los niveles de azúcar, así como un aumento en la frecuencia de orina o una fatiga inexplicable. Otros síntomas a tener en cuenta son el aumento de ataques de hambre, visión borrosa y pérdida de peso inesperada.

Por último, las personas con prediabetes también pueden desarrollar una afección cutánea denominada “acantosis nigricans”, la cual se caracteriza por la aparición de manchas gruesas y oscuras en el cuerpo. Esta enfermedad puede invadir el cuello, las axilas, el interior de los codos, detrás de las rodillas y entre los dedos.

¿Qué se necesita para prevenir y combatir la prediabetes?

Perder peso y mantener un peso saludable.

Hay que dejar de lado las excusas, si tienes sobrepeso es momento de hacerse cargo del problema para evitar el desarrollo de muchas enfermedades, entre ellas la prediabetes y la diabetes. Lo más importante es alcanzar la línea ideal del buen peso y mantenerse en él, por lo que puedes empezar por comer menos calorías y quemarlas cada vez más en los entrenamientos físicos.

Cambiar los malos hábitos en tu familia.

Hoy te daremos dos razones cruciales para incluir a toda tu familia en este cambio de hábitos: Lo primero es que va a ser más fácil adaptarse a los nuevos alimentos y a la rutina de ejercicio si todos en casa se alimentan igual y entrenan juntos. En segundo lugar, la diabetes de tipo 2 es una enfermedad hereditaria, sin olvidar que los índices de personas menores de 40 años con esta enfermedad están en aumento.

Dormir lo suficiente.

Las investigaciones también revelan que las personas que duermen menos de 6 horas con frecuencia aumentan su resistencia a la insulina. Esto significa que los niveles de glucosa en el organismo no están siendo bien gestionados. Ten en cuenta que prácticas como mirar fijamente la pantalla del ordenador o teléfono durante la noche y beber alcohol o fumar también afectan la calidad del sueño.

Vigilar tu presión arterial y niveles de colesterol.

Con la posibilidad de desarrollar prediabetes, es importante que nunca nos olvidemos de revisar nuestros niveles de presión arterial y colesterol. Tener el colesterol alto y la presión arterial elevada pueden aumentar la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Dentro de las consultas médicas, es muy probable que los médicos nos pidan vigilar nuestros niveles de colesterol, azúcar y presión arterial, y en caso de tenerlos elevados, usar medicamentos para regresarlos a la normalidad. Ten en cuenta que un estilo de vida saludable que comprenda alimentación, descanso y ejercicio nos permiten evitar todos estos problemas y llevar un ritmo de vida mucho más armonioso.

Publicaciones relacionadas