Cocina y recetas

Prepara el pollo asado a la cúrcuma con glaseado de miel más delicioso de todos

Si se acerca una fecha especial o tal vez solo tienes ganas de sorprender a tu pareja o amigos, debes tener una gran receta bajo la manga, y este pollo asado a la cúrcuma con glaseado de miel y soja es el ideal.

Nada mejor que una buena mezcla de especias y miel para convertir un pollo normal, en una verdadera delicia y justamente por ello queremos ayudarte a preparar este delicioso plato que puedes servir en una cena especial o en una comida casual.

¿Qué necesitas?

Para preparar esta exquisita receta tendrás que apuntar en tu lista de compras:

  • Un pollo de un kilo y medio o dos (puede ser entero o en piezas).
  • Dos cebollas amarillas medianas.
  • Una cucharada de cúrcuma en polvo.
  • Una cucharada de semillas de cilantro.
  • Una cucharadita de pimienta negra.
  • Una cucharadita de jengibre en polvo.
  • Aceite de oliva.
  • Tres cucharadas de jugo de limón.
  • 4 cucharadas de miel de abeja.
  • 1 cucharada de salsa de soja

Primero encárgate del glaseado de miel

Es simple, en un bowl pequeño mezcla muy bien la salsa de soja, el jugo de limón y la miel. Resérvalo.

Manos a la obra

Para su preparación lo primero que harás será cortar las cebollas en juliana y colocarlas en la fuente para hornear. Luego frota muy bien el pollo con aceite de oliva, sal, pimienta, jengibre, cilantro y cúrcuma, para después colocarlo en el horno junto con las cebollas.

Ten en cuenta que el pollo debe quedar muy bien impregnado de dichas especias para que obtengas los resultados esperados. Esta mezcla no solo le dará al pollo un sabor increíble, sino un color muy apetecible, que después se va a intensificar cuando le agregues la miel.

Para ello, espera a que la cocción del pollo esté llegando a su punto final. Cuando le queden unos 10 o 15 minutos dentro, sácalo y con mucho cuidado de no quemarte, aplica generosamente el glaseado de miel por toda la superficie y mientras termina de hornearse. Como resultado obtendrás un pollo delicioso, jugoso por dentro y dorado por fuera.

Todo lo que debes saber

Esta es una preparación sencilla, pero con un tiempo de cocción prolongado. Te tomará prepararlo unos 10 minutos y cocinarlo, alrededor de 60 minutos, pero siempre dependiendo del tamaño y el peso del pollo.

Podrás servirlo para 3 o 4 personas, dependiendo de la cantidad de las raciones y va muy bien con patatas o una ensalada de brotes, rúcula, tomates cherry y una vinagreta sencilla que no opaque el sabor principal del pollo.

No te olvides de asegurarte que todas las piezas estén bien cocidas y para ello sírvete de un termómetro de horno que será tu principal aliado ¡Y a disfrutar de una de las mejores comidas de todas!

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *