Presión arterial alta, cómo bajarla eligiendo los alimentos adecuados

La mejor manera de reducir la presión arterial alta es adoptar una dieta saludable y un estilo de vida activo. Si usted descubre que tiene presión arterial alta no debe subestimar esto, ya que es una condición que puede conducir a varios problemas de salud, incluyendo los graves.

En la naturaleza hay diferentes alimentos que nos ayudan a reducir la hipertensión, ya que actúan como vasodilatadores naturales.

A continuación se presentan algunos alimentos que, cuando se incluyen en una dieta saludable, han demostrado ser eficaces para reducir la presión.

Presión arterial alta, prueba con los arándanos

Los arándanos y las fresas contienen antocianinas, un tipo de flavonoide que, según algunas investigaciones, es capaz de disminuir la presión.

Los investigadores realizaron un extenso estudio en el que participaron más de 34.000 personas con hipertensión. Descubrieron que los que tenían el mayor consumo de antocianinas -principalmente de arándanos y fresas- lograban una reducción del 8% en el riesgo de hipertensión, en comparación con los que tenían un bajo consumo de antocianinas.

Otro estudio más reciente ha demostrado que comer arándanos puede ser la clave para mejorar la función de los vasos sanguíneos y disminuir la presión arterial.

De acuerdo con los resultados de la investigación, aquellos que tomaron 200 gramos de arándanos durante un mes vieron caer su presión arterial. Crédito atribuible al «azul» de los arándanos dado por las antocianinas, un tipo de fitoquímico con propiedades antioxidantes responsable precisamente del azul, rojo, rosa y púrpura de algunas frutas y vegetales como las bayas y las uvas rojas.

Cereales

Los cereales, sobre todo si son integrales, ayudan a mantener el equilibrio correcto de sales minerales, útiles para mantener la presión bajo control. También tienen un excelente poder de saciedad, útil en caso de una dieta baja en calorías.

Para el desayuno, come un tazón de cereales integrales como la avena. Puedes añadir arándanos o fresas, lo que también duplicará el efecto contra la hipertensión.

El jugo de remolacha, un aliado contra la presión arterial alta

Beber jugo de remolacha puede reducir la presión arterial a corto y largo plazo. En 2015, los investigadores informaron de que el consumo de jugo de remolacha roja provocó una disminución de la presión arterial en las personas con hipertensión que bebieron 250 mililitros (aproximadamente un vaso) cada día durante 4 semanas.

Los investigadores notaron efectos positivos en 24 horas.

En este estudio, aquellos que bebieron un vaso de jugo de remolacha todos los días bajaron la presión arterial promedio en unos 8/4 milímetros de mercurio.

En promedio, un solo medicamento para la presión sanguínea reduce los niveles en 9/5 mm Hg. Según los investigadores, el mérito sería los altos niveles de nitrato inorgánico presentes en la remolacha.

Patatas

Las patatas son ricas en potasio y magnesio, dos nutrientes importantes para la salud del corazón y para ayudar a controlar la presión arterial alta.

Esto se debe a que cuando tenemos bajos niveles de potasio, nuestro cuerpo tiende a retener el sodio. El exceso de sodio, como sabemos, aumenta la presión.

El magnesio también actúa ayudando al flujo sanguíneo. Por esta razón es muy importante mantener un equilibrio natural de ambos minerales.

Además de las patatas, otros alimentos con un alto contenido de ambos minerales son: espinacas, plátanos, soja, judías, yogur bajo en grasas y fletán.

Leche desnatada

La leche desnatada, así como otros productos lácteos bajos en grasa como el yogur o el requesón, ayudan a reducir el riesgo de hipertensión.

Esto se debe principalmente al calcio y la vitamina D, que trabajan juntos para ayudar a reducir la presión arterial hasta un 10%.

También puedes leer: Manchas oscuras en la piel: El melasma