LifeStyle

Debes probar estos remedios caseros para combatir el calor

Se trata de los trucos más recomendados por las abuelas para combatir las peligrosas olas de calor en los días de verano.

¿El clima de verano está fuera de control y buscas como solucionarlo? Aparte de los métodos más comunes como el aire acondicionado y el uso del ventilador, afortunadamente existen muchas otras alternativas igual de útiles y efectivas para combatir las olas de calor.

Algunas de las estrategias que vamos a ver hoy son muy fáciles de poner en marcha y proporcionan un alivio inmediato y duradero. Sin embargo, también hay otras que son un poco más demoradas y que requieren de una preparación más cuidadosa, eligiendo lo que más se ajuste a nuestras necesidades particulares, pero eso sí, siempre buscando la mayor cantidad de frescura posible y que se mantenga con el pasar de las horas.

Remedios caseros para combatir el calor sofocante de los días de verano:

Un remedio casero muy eficaz y conocido por todos para combatir el calor excesivo es un baño de pies rico en aceites esenciales. Para prepararlo solo tienes que llenar un recipiente a con abundante agua fría y agregar algunas cucharadas de sal gruesa y unas gotas de aceite esencial. Lo siguiente solo es sumergir los pies en la preparación durante unos diez minutos y secarlos. Este truco de belleza ayuda a crear una sensación de frescura que se mantiene por mucho tiempo y mejora la calidad de la piel de los pies, por lo que es ideal para el cuidado general.

Otro remedio muy efectivo de la abuela y que todos deberíamos probar es una mascarilla hecha de yogur y miel. Solo se debe espolvorear por todo el cuerpo mientras estamos en la ducha y la sensación de frescura será inmediata y duradera.

Estrategias para afrontar los días más calurosos del verano: desde el agua, hasta la dieta.

Además de los remedios naturales que ya hemos mencionado, existen algunos trucos para hacer frente a las altas temperaturas. En primer lugar, debes beber mucha agua y mantenerte hidratado, solo asegúrate de que no esté demasiado fría para no crear el efecto contrario inmediatamente después, ya que no es lo que buscamos.

Otro consejo que funciona bien es cubrirse siempre la cabeza y evitar salir de casa en las horas más calurosas del día. También te recomendamos utilizar una recipiente con agua fría para frotar las sienes y el cuello cuando las temperaturas estén muy altas.

Importante: trata de evitar el consumo de alcohol y el exceso de café en tu dieta y más prioridad a las frutas y verduras, que a diferencia de otros alimentos, no aumentan la temperatura corporal y dependiendo del clima en el que estés, pueden ayudar a regular la temperatura interna. Por último, si practicas deporte, elige entrenar durante las horas de la tarde o a primera hora del día para evitar sufrir por los efectos del calor.