Los increíbles beneficios que obtienes por comer bananas

Estas frutas ricas en almidón son un excelente inhibidor del apetito, capaz de garantizar una sensación de saciedad cuando te apetece un tentempié a deshoras. Sin embargo, hay que tener cuidado de no considerarlos un sustituto de una comida completa.

La banana es la fruta de la Musa sapientium, que se encuentra en Malasia. Hoy se cultiva en la mayoría de las zonas tropicales y subtropicales del planeta. Los principales productores son Costa Rica, México, Ecuador y Brasil.

Las bananas se encuentran entre las frutas más consumidas del mundo y son una excelente fuente de magnesio, potasio y vitamina B6. No todo el mundo sabe que las bananas también son ricas en antioxidantes, que ayudan a proteger nuestro cuerpo de la acción de los radicales libres. Las bananas refuerzan el sistema nervioso y contribuyen a la producción de glóbulos blancos gracias a su aporte en vitamina B6.

El sabor y la textura de las bananas están influenciados por la temperatura en la que se cultivan y el grado de madurez: las frutas expuestas a altas temperaturas y largos tiempos de maduración son más dulces y suaves que las cultivadas en un ambiente fresco y ventilado.

El grado de madurez se puede adivinar fácilmente observando el color de la piel y la pulpa. De hecho, tiende al verde en los frutos sin madurar, al amarillo oscuro con pequeñas manchas marrones (correspondientes a pequeñas acumulaciones de azúcar) en los menos maduros, al amarillo brillante en los que están listos para comer.

Desde el punto de vista nutricional, las bananas contienen aproximadamente un 75% de agua, un 23% de carbohidratos, un 1% de proteínas, un 0,3% de grasas y un 2,6% de fibra dietética (estos valores varían claramente según los diferentes cultivos de bananas, el grado de madurez y las condiciones de cultivo). La pulpa es rica en vitaminas A, B1, B2, B6, C, PP y una buena cantidad de vitamina E, que contribuyen a mantener la elasticidad de la piel, a estimular el sistema inmunitario y a favorecer el metabolismo de las proteínas.

¿Las bananas engordan?

Una sola banana contiene entre el 20% y el 30% de nuestras necesidades diarias de potasio, un precioso aliado del corazón y del sistema cardiovascular, que ayuda a que los huesos y los músculos no se deterioren. La banana es una fruta relativamente calórica, ya que generalmente pesa entre 150 y 200 g y la parte comestible sin cáscara pesa entre 100 y 130 g.

La banana tiene entre 65 y 95 calorías, dependiendo de su tamaño.

Sin embargo, vale la regla de que la fruta nunca sustituye a una comida completa que, para ser equilibrada, debe estar representada por todos los macronutrientes de la dieta mediterránea. Por lo general, las comidas de un solo alimento nunca son correctas. Esto se debe a que no proporcionan al organismo un aporte equilibrado y correcto de nutrientes. Además, una comida a base de fruta no proporciona una adecuada sensación de saciedad. Una buena forma de incluir las bananas en tu dieta es preferirlas a media mañana o a media tarde como tentempié.

La banana es una de las pocas frutas con almidón; de hecho, el 48% de sus azúcares están compuestos por almidón.  La fruta sin madurar tiene un alto porcentaje de almidón resistente (es decir, se comporta como fibra dietética) y también posee varios antinutrientes que retienen los nutrientes. En general, cuanto más madura está la banana, más biodisponible y asimilable es la parte del almidón, así como sus macronutrientes (magnesio y potasio in primis).

Estos son los principales beneficios del consumo de bananas:

Proporcionan energía

Se consideran un alimento perfecto para los deportistas porque aportan a los músculos los carbohidratos que necesitan y porque su contenido en antioxidantes ayuda a la recuperación.

Aumentan la sensación de saciedad

Una banana de tamaño medio contiene unas 110 calorías y aporta 30 gramos de carbohidratos y 3 gramos de fibra. La banana como tentempié sustituye muy bien a los clásicos productos envasados.  Apto para deportistas, si se consume una hora antes del entrenamiento.

Protegen la vista

Las bananas, al igual que las zanahorias, también desempeñan un papel importante en la protección de la vista. De hecho, las bananas contienen vitamina A, una sustancia esencial para la salud ocular, que mantiene la visión normal y mejora la visión nocturna.

Son buenas para el corazón

Son ricas en potasio, un mineral que ayuda a mantener los latidos del corazón regulares. El alto contenido en potasio protege el sistema cardiovascular de la hipertensión.

También puedes leer: El truco infalible con el que mantener frescos tus limones por meses