Propiedades y beneficios del kiwi

Propiedades y beneficios del kiwi. Los kiwis son frutas de otoño que aportan beneficios para la salud gracias a la gran cantidad de micronutrientes que contiene y a su exquisito sabor. Es importante estar informado de las propiedades y beneficios para disfrutar de un excelente kiwi.

Los orígenes del kiwi se deben a China, pero hoy en día el mayor productor es Italia, cuyos mayores cultivos se encuentran en Emilia-Romaña, Lacio, Apulia, Campania y Véneto. La variedad más común es la de pulpa verde, mientras que poco se sabe sobre el kiwi amarillo.

Propiedades y beneficios del kiwi

Ambas variedades son ricas en agua y carbohidratos. Son bajos en calorías y se encuentran entre los alimentos de bajo índice glucémico, por lo tanto, también pueden ser consumidos por personas que sufren de diabetes. Son frutas en las que abunda la cantidad de vitamina C, como muchos cítricos, de hecho, es un excelente aliado contra el resfriado.

Es además rico en ácido fólico, importante para prevenir la espina bífida durante el embarazo, así como para la formación de glóbulos rojos.

Los kiwis ayudan a mantener sano el sistema digestivo, de hecho, son considerados «laxantes naturales», es decir, combaten el estreñimiento favoreciendo la evacuación de las heces. Un estudio realizado por el Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition ha demostrado que el consumo prolongado de esta fruta (dos porciones al día durante 4 semanas) mejora los síntomas del síndrome del intestino irritado.

La vitamina C que contienen los kiwis en grandes cantidades es un antioxidante, mejora la funcionalidad del sistema nervioso y ayuda a la formación de anticuerpos. La presencia de folatos, por otro lado, ayuda a las mujeres embarazadas y lactantes. La luteína parece actuar contra la formación de cataratas y reduce el riesgo de caries muscular. Gracias al contenido en potasio y vitamina K, existen efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular, ya que favorece la disminución de la presión arterial.

100 g cubren asimismo el 10% de las necesidades diarias de vitamina E, que refuerza el poder antioxidante de la vitamina C.

También aporta un 10% de magnesio, esencial para los huesos, y es una de las pocas frutas que encierra en sus semillas omega 3, las grasas más sanas para el corazón y el cerebro.

Un buen kiwi no debe comerse demasiado verde o maduro. No debe ser demasiado firme al tacto. En casa, deben mantenerse a temperatura ambiente y lejos de las manzanas y las patatas, lo que podría acelerar el proceso de maduración de la fruta. En la cocina se recomienda combinar albaricoques y frutas rojas, también se utiliza para ensaladas. No todo el mundo sabe que el kiwi se puede comer con la piel, lo importante es lavarlo con agua y bicarbonato.

 

También puedes leer: Los beneficios del yogur griego para nuestro cuerpo