Pros y contras de la dieta proteica

Las dietas proteicas son un tipo de dietas ricas en proteínas. Aunque pueden causar una pérdida rápida de peso, también pueden provocar algunas consecuencias para la salud si no se realizan bajo un control médico.

Esta dieta comprende una reducción muy drástica de carbohidratos y un aumento significativo de proteínas. Para muchos, esta dieta es considerada la ideal para conservar la figura física consumiendo solamente alimentos que generen energía lenta, por ejemplo, aquellos alimentos con alto contenido de proteínas y lípidos.

Diferentes tipos de dietas proteicas

Aunque todas las dietas proteicas contienen el mismo principio básico, pueden ser usadas para diferentes propósitos. Por ello, esto son los tres tipos diferentes:

Dietas proteicas bajas en calorías: su finalidad es la pérdida de peso. Al producirse la disminución de la cantidad de calorías consumidas, el organismo se encuentre obligado a sustraer de las grasas la energía necesaria. El logro de este tipo de dieta se debe a la pérdida rápida de peso que permite, ya que es posible perder de 2 a 9 kilos en tres semanas.

Dietas proteicas normocalóricas: estas dietas se emplean principalmente para mantener el peso corporal. Se cree que las calorías que se originan de las proteínas consumidas no conllevan al aumento de peso.

Dietas proteicas para el aumento de masa muscular: este tipo de dietas es habitual entre los deportistas y los culturistas. Implica un aumento del peso corporal y se combina el consumo de grandes cantidades de proteínas y grasas, acompañadas de una baja ingesta de carbohidratos con bajo índice glucémico, lo que puede lograr un aporte calórico diario equivalente a 2000 calorías.

Ventajas y desventajas de la dieta proteica

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Ventajas:

  • Aumento de la masa muscular
  • Brinda una mayor sensación de saciedad
  • Menor consumo de insulina
  • Aceleración del metabolismo y reducción del hipotiroidismo
  • Prevención de la celulitis y de la retención de agua
  • Mejora la apariencia de la piel y fortalece el cabello

Desventajas

Se pueden presentar problemas como:

  • Estreñimiento o diarrea
  • Daño renal
  • Dolor de cabeza
  • Trastorno del ciclo menstrual
  • Fatiga del hígado
  • Halitosis
  • Depresión y problemas emocionales
  • Mayor inclinación a desarrollar algunos tipos de cáncer

Este tipo de dietas, no son recomendables para personas que sufren insuficiencia renal o para mujeres en embarazo y en proceso de lactancia.

¿Cuáles son los alimentos en la dieta proteica?

Los principales alimentos ricos en proteína son: frijoles secos, atún fresco, soja, maní, champiñones, gran apanado, jamón crudo, pechuga de pollo y atún fresco.

Entre los alimentos que no se recomiendan cuando se tiene esta dieta proteica, encontramos todos los alimentos que contienen grandes cantidades de glucosa y carbohidratos.